Anuncios

El Partido Republicano quiere ahora que sus votantes confíen en el sistema electoral

Houston (EE.UU.), 8 mar (EFE).- El Comité Nacional Republicano (RNC) se reunió este viernes en Houston (Texas) y señaló que el partido necesita recuperar la confianza de sus votantes en el sistema electoral, así como conseguir más fondos, para ganar las elecciones de la mano del expresidente Donald Trump (2017-2021).

"Tenemos que asegurarnos de que conseguimos votantes y que los votantes se sienten seguros en el proceso electoral", dijo a EFE Paul Dame, jefe del Partido Republicano de Vermont, estado en el que Trump no ganó en las primarias de este martes y donde se impuso la exgobernadora Nikki Haley, retirada de la contienda de primarias.

Trump lleva cuatro años repitiendo que hubo fraude electoral en las elecciones que perdió en 2020, teoría conspiratoria que a pesar de todas su insistencia no ha podido ser demostrada.

Dame señaló que el trabajo de convencer a los votantes republicanos para que confíen en el sistema electoral será distinto en cada estado y que en los estados controlados por los republicanos ya se han implementado "requisitos y procesos de votación similares a los estándares de muchos países europeos, como exigir una identificación para votar".

"En Vermont, nada más llegar al centro de votación, los votantes obtienen su papeleta con solo decir su nombre", dijo el político con preocupación al señalar que no se les pide que enseñen un documento para votar.

Para el jefe del Partido Republicano de Kansas, Mike Brown, la clave para que los votantes tengan total confianza en el sistema está en asegurar la integridad electoral.

No obstante, Brown señaló a EFE que sigue teniendo sus "dudas" sobre los buzones de entrega de papeletas y el envío de voto por correo postal de Estados Unidos.

"Pero creo que votar anticipadamente en persona es exactamente lo mismo que votar el día de las elecciones", anotó Brown.

Por su parte, el jefe del Partido Republicano de Alabama, John Wahl, dijo que votar es la mejor manera de garantizar la fiabilidad de las elecciones.

"Si hay trampas, si hay fraude electoral, es aún más importante que cada estadounidense vote legalmente, porque cuanto más votan, más difícil es hacer suficientes trampas como para cambiar el resultado de las elecciones", recalcó a EFE Wahl.

Otra manera en la que los votantes republicanos se pueden asegurar de que no hay fraude electoral, según la jefa del Partido Republicano de Iowa, Tamara Scott, es convirtiéndose en observadores electorales y voluntarios durante las elecciones.

Recaudar más fondos

Ahora que Trump es el único candidato republicano, su campaña necesita recaudar más fondos, ya que según los últimos informes financieros de campaña disponibles, la campaña del presidente Joe Biden terminó enero con 56 millones de dólares en efectivo y la de Trump con 30,5 millones.

Dame señaló que es normal que el partido que está en la presidencia consiga recaudar más dinero, ya que lo mismo le pasó a Trump en las últimas elecciones y, aun así, perdió.

"No obstante, hemos recaudado más fondos en enero y febrero que cualquier otro año en el que no tuvimos la presidencia", recalcó.

La familia Trump llega a la cúpula del RNC

La nuera de Trump y esposa de Eric Trump, Lara Trump, se hizo este viernes por mayoría absoluta con la copresidencia del RNC, gracias al apoyo de su suegro, que está consolidando su control del partido conservador de cara a las elecciones presidenciales.

Por su parte, el poco conocido jefe del Partido Republicano de Carolina del Norte, Michael Whatley, sustituyó hoy, también por mayoría absoluta, a Ronna McDaniel, que este viernes renunció.

Scott señaló que Lara Trump fue "muy bien recibida por este comité", que es una persona que entiende muy bien la campaña de su suegro y que tiene una "buena conexión con el nominado" republicano.

Dame, por su parte, declaró que al principio le preocupaba el nepotismo de Trump, pero que tras tener una conversación "franca" con Lara Trump está dispuesto a dar a la nuera de Trump "el beneficio de la duda".

"Anteriormente, ella había señalado la posibilidad de recaudar el dinero de donantes (al partido) para pagar las facturas legales de Trump, lo cual pensé que era un problema y trabajé para presentar una resolución para evitar que eso sucediera. Pero cuando le hablé de esa preocupación, ella estuvo de acuerdo en que eso no es algo que se va a hacer en el futuro (en el Partido Republicano)", añadió Dame.

Trump se enfrenta a millonarios pagos y cuatro juicios penales, los cuales está intentando retrasar hasta después de las elecciones.

Sarah Yáñez-Richards

(c) Agencia EFE