Anuncios

El Partido Popular Europeo corona a Von der Leyen y da otro paso hacia su reelección

Bucarest, 7 mar (EFE).- El Partido Popular Europeo (PPE) encumbró este jueves a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, como candidata a repetir en ese cargo cinco años más e inició su campaña para unas elecciones europeas en las que, salvo sorpresa, seguirá como la principal fuerza del Parlamento Europeo.

Más de 40 jefes de Estado y Gobierno, de oposición, comisarios y políticos nacionales de la familia popular europea se unieron este miércoles y jueves en Bucarest para aunar fuerzas y coordinar mensajes de cara a esa campaña, marcada por el previsible ascenso de escaños de grupos ultraconservadores que podrían escorar la Eurocámara hacia la derecha en la próxima legislatura.

En un discurso de 25 minutos antes de que sus colegas formalizaran su nominación como cabeza de lista, Von der Leyen alertó del desafío que suponen los "populistas, nacionalistas y demagogos" para la Unión Europea "desde la extrema izquierda a la extrema derecha".

"Los nombres pueden ser diferentes, pero su objetivo es el mismo", afirmó Von der Leyen, en una de las pocas referencias a las alianzas que buscará el PPE tras las elecciones europeas, donde podrían tener que elegir entre mantenerse con socialistas y liberales o virar hacia los ultraconservadores y extremistas de derecha.

Esa gran incógnita quedó sin respuesta en los discursos de más de una veintena de líderes o socios de gobierno y jefes de la oposición que desfilaron hoy por el escenario del centro de conferencias Romexpo en la capital rumana.

Más presente en sus palabras estuvo la previsible victoria del PPE en las elecciones europeas; el líder del Partido Popular español, Alberto Núñez Feijóo, arrancó su intervención prometiendo "una buena aportación" española en número de escaños para los comicios de junio.

Esa primera posición en número de escaños en la Eurocámera, así como una docena de jefes de Estado y de Gobierno populares en el Consejo Europeo que nominará al próximo presidente de la Comisión, allanan el camino de la alemana para convertirse en la cuarta dirigente de esta institución con dos mandatos a sus espaldas.

Conjugar su legado con las nuevas prioridades

Su campaña y previsible segundo mandato tendrá que equilibrar la defensa de su legado en la pandemia del coronavirus y las transiciones digital y verde con la llegada de nuevas prioridades de inversión en industria y defensa.

Además, está la búsqueda de soluciones a los problemas de la agricultura europea y el creciente rechazo de su propia familia política y los ultraconservadores al Pacto Verde Europeo.

El presidente del PPE, el alemán Manfred Weber, que asumió el protagonismo en la oposición de los populares a las políticas verdes impulsadas por la propia Von der Leyen, pareció enterrar el hacha de guerra con varios mensajes de confianza hacia su compatriota.

Ella, a su vez, también hizo algunas cesiones -por ejemplo, en materia agrícola- para calmar los ánimos de sus compañeros de partido.

"Europa estuvo en buenas manos y estará en buenas manos", aseguró Weber junto a Von der Leyen en rueda de prensa tras el congreso.

El manifiesto del PPE, que Von der Leyen suscribe, aboga también por endurecer el control sobre la migración en Europa más allá del nuevo Pacto de Migración y Asilo y, en su lugar, generalizar la cooperación con "terceros países seguros" donde enviar a los demandantes de asilo que lleguen a Europa para que tramiten allí esa solicitud y se queden en dicho país.

"El concepto de tercer país seguro no es nuevo", expuso Von der Leyen, que preguntada por ello lo consideró en línea con las obligaciones legales de la UE y afirmó que persigue la idea de "proteger el valor del asilo".

"No es aceptable que haya gente que no es elegible para el asilo que utilice a traficantes. Tenemos que ser muy claros de que aquellos que no tienen necesidad de protección no pueden venir de manera irregular", dijo la jefa del Ejecutivo comunitario.

Von der Leyen ya ha anunciado las redes sociales de su campaña, separadas de las de su cargo como presidenta de la Comisión Europea, con las que emprenderá los próximos noventa días restantes hasta la noche electoral.

Tendrá que viajar a diferentes países europeos para apoyar a los candidatos populares en cada esquina del continente y participar en debates electorales para, como ella misma ha pedido a su familia política, "ganar los corazones de los europeos".

Laura Zornoza y Lola García-Ajofrín

(c) Agencia EFE