Anuncios

El Parlamento polaco aprueba presupuestos de 2024, que dedica el 4,2 % del PIB a Defensa

Cracovia (Polonia), 18 ene (EFE).- El Parlamento polaco aprobó este jueves los presupuestos generales del Estado propuestos por el Gobierno para 2024, que destinan el 4,2 % del PIB a Defensa, el mayor gasto proporcional de toda la OTAN.

La dotación económica para Defensa en este año será la más alta en la historia del país, incluso si no se tiene en cuenta el fondo extraordinario creado en 2021 en virtud de la Ley Patriótica, que concede un crédito extraordinario fuera de presupuesto a la compra de armamento sin necesidad de aprobación parlamentaria.

En 2022, Polonia gastó el 2,4 % de su PIB en Defensa, en 2023 el 3 % y en 2024 dedicará el 3,1 % de su PIB a este capítulo, cifra que asciende al 4,2 % si se incluye el fondo extraordinario.

Con un total de 36.500 millones de euros aproximadamente, el presupuesto de Defensa de Polonia servirá para hacer frente a las adquisiciones de armamento firmadas por el anterior Gobierno y también para impulsar la ampliación del personal militar, tanto de soldados como del cuerpo paramilitar de Defensa Territorial.

Esta fuerza proyecta reclutar a 8.000 nuevos efectivos para llegar a un total de 41.000.

Además, se prevé que al menos 30.000 civiles pasen por los programas de entrenamiento militar que ofrecen las Fuerzas Armadas polacas en períodos de 36 a 50 días.

Una vez completada la instrucción, 20.000 de esas personas quedarán en situación de reserva activa.

Entre los programas de defensa que el Ejército polaco ha puesto en marcha últimamente está la creación de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial y Ciberseguridad y la de una división acorazada.

También la compra de material como 50 aviones de combate FA-50 a Corea, más de 1.000 carros de combate, 96 helicópteros AH-64E Apache, 1.700 drones de vigilancia y 48 nuevas baterías de misiles Patriot, aparte de lanzacohetes HIMARS y cazabombarderos F-35.

A raíz del estallido de la guerra de Ucrania en 2022, Polonia estableció por ley un gasto en Defensa mínimo del 3 % de su PIB y se embarcó en un programa de ampliación y modernización de su Ejército que proyecta duplicar el número de soldados, de los 150.000 actuales a 300.000.

(c) Agencia EFE