Anuncios

El papa Francisco canceló su agenda por un estado gripal

El papa Francisco reza en el tercer día de una conferencia sobre el escándalo de abusos sexuales por parte de sacerdotes
El papa Francisco reza en el tercer día de una conferencia sobre el escándalo de abusos sexuales por parte de sacerdotes - Créditos: @Alessandra Tarantino

ROMA.- Debido a “un leve estado gripal” y como “medida de precaución” el papa Francisco canceló este sábado todas sus audiencias, informó esta mañana el Vaticano. El Pontífice, que cumplió el 17 de diciembre pasado 87 años, había terminado ayer por la tarde sus jornadas de ejercicios espirituales por la Cuaresma, que lo habían mantenido apartado durante toda la semana, en la que no tuvo ningún compromiso público, ni siquiera la audiencia general de los miércoles.

Fuentes del Vaticano dijeron que “por el momento” se mantiene el tradicional rezo del Ángelus previsto para el domingo al mediodía romano -las 8 de la Argentina- desde la ventana de su despacho del Palacio Apostólico.

El Papa, que el 13 de marzo próximo cumplirá once años en el Trono de Pedro, tenía que recibir en audiencia a diáconos y presbíteros de la diócesis de Roma, a quienes les fue entregado el discurso que tenía preparado.

El sábado 25 de noviembre Francisco también había cancelado audiencias por gripe. En esa ocasión incluso se sometió a una tomografía axial computarizada (TAC) y, debido a una inflamación de los pulmones, se vio obligado a suspender el viaje previsto a principios de diciembre a Dubái para la COP28, la cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático.

El papa Francisco
El papa Francisco

Más allá de su problema en la rodilla derecha por la que comenzó a utilizar silla de ruedas en mayo de 2022, la salud de Jorge Bergoglio causó bastante preocupación en los últimos años porque, al margen de episodios de bronquitis y resfríos, en 2023 debió ser internado dos veces en el hospital Gemelli de esta capital. La primera vez, a fines de marzo, por una pulmonía grave y la segunda, en junio, cuando fue sometido a una operación abdominal que duró tres horas, con anestesia, en la que le removieron todas las cicatrices internas que se habían formado, resabio de antiguas operaciones, que le habían alterado el funcionamiento del intestino y causado dolores y molestias; entonces le pusieron una red protésica contenedora, algo común en varones mayores.

De esa intervención, la segunda después de otra de colon que tuvo en julio de 2021, el Papa se recuperó pronto. De hecho, pudo cumplir luego con sus compromisos: el viaje para la Jornada Mundial de la Juventud en Portugal y otro a Mongolia, en agosto pasado.

En una entrevista que le concedió al director de TG1, el principal noticiero de la RAI, el 1 de noviembre pasado, ante una pregunta el Papa aseguró que estaba muy bien de salud. “Todavía estoy vivo, sabés”, bromeó, al principio y luego aportó detalles. “Tengo el problema de la rodilla que está mejorando, ahora puedo caminar bien y después tuve dos operaciones en la panza: la primera por una diverticulitis en el colon transversal, me sacaron un pedazo; después pasa lo que pasa cuando te abren la panza pero en la última cirugía lo limpiaron. Yo vi las imágenes, sólo faltaba el jabón: limpiaban las adherencias. Y ahora estoy bárbaro, puedo comer de todo”, dijo.

El 12 de enero pasado, en una mañana repleta de audiencias y de agenda muy intensa, al excusarse por no leer un discurso el propio Papa reveló que padecía una “ligera bronquitis”.

Más allá de los achaques, en las últimas semanas el Pontífice -que el 11 y 12 de febrero pasado por primera vez saludó y se reunió con el presidente, Javier Milei-, mostró en sus apariciones públicas un relativo buen estado. Se especula con que Jorge Bergoglio, que es adicto al trabajo e incluso durante sus pausas de ejercicios espirituales no se detiene ni descansa, puede estar arrastrando un resfrío que pudo pescarse cuando celebró la misa del miércoles de ceniza en la fría Basílica de Santa Sabina, en el Aventino.

El papa Francisco junto a Javier Milei y su hermana Karina
El papa Francisco junto a Javier Milei y su hermana Karina - Créditos: @Presidencia