Anuncios

Panista urge a Morena ir a reuniones legislativas por crisis del agua

CIUDAD DE MÉXICO, enero 27 (EL UNIVERSAL).- La diputada local del PAN, Luisa Gutiérrez Ureña, exigió a Morena asistir a las reuniones de la Comisión de Gestión Integral del Agua y avanzar en las legislaciones rezagadas que contribuyan a salir de la crisis hídrica por la que atraviesa la Zona Metropolitana del Valle de México.

Agregó que en la comisión que encabeza en el Congreso de la Ciudad de México, tienen pendientes temas como la reutilización del agua, mejoramiento de la red hídrica y situaciones como exhortos a las alcaldías para reforzar presupuestos en materia de distribución del vital líquido.

"Pero Morena tiene otros intereses que no son precisamente darle agua a los capitalinos, tan sólo el año pasado tuvimos una Sesión de la Comisión porque las y los diputados que representan al oficialismo no se presentan a trabajar y eso hace que no contemos con el quorum".

Gutiérrez Ureña detalló que hay 52 asuntos pendientes por analizar en la Comisión y que es importante que se discutan ante la crisis de agua que se vive en varias colonias de las alcaldías Coyoacán, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Tláhuac, entre otras de manera gradual.

Por su parte, la diputada federal panista Wendy González Urrutia pidió al jefe de Gobierno, Martí Batres, recibir a una comisión de legisladores para abordar la situación de desabasto en Xochimilco, Tláhuac, Coyoacán y en Tlalpan.

"Y en esa comisión nos acompañen vecinos y concejales, así como autoridades del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, que esta última autoridad ha tenido actitudes negligentes con la ciudadanía e incluso, diversas faltas de respeto hacia el Poder Legislativo".

"Que Martí Batres le ponga fecha a una reunión y le ponga fecha a cuándo va a solucionar el problema del desabasto de agua que en este momento y de manera muy temprana, comienza a ser preocupante para miles de familias".

Luisa Gutiérrez y Wendy González, lamentaron que en la agenda del Gobierno el tema del agua no sea una prioridad sino "una bandera política para generar votos a costa del sufrimiento y de lucrar con el vital líquido".