Anuncios

Los países de renta media piden un trato preferente a la hora de solicitar financiación

Rabat, 6 feb (EFE).- Cuarenta países de renta media reclamaron este martes en Rabat que se les apliquen condiciones preferentes a la hora de pedir financiación y una reforma del sistema financiero global que tenga en cuenta sus necesidades.

Así lo expresaron en la Declaración de Rabat, aprobada al término de la Conferencia Ministerial de Alto Nivel de Países de Renta Media, organizada por Marruecos, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (CEPA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Estas naciones apuntan que la clasificación dentro de un país dentro de este grupo, que representa el 75 % de la población mundial y el 62 % del PIB global, "no debe ser un obstáculo que impida beneficiarse de una ayuda internacional para el desarrollo inclusiva" y piden "acuerdos flexibles de financiación para el desarrollo".

Asimismo, reclaman el establecimiento urgente de métodos de medición del progreso que complementen o no se limiten al PIB y la adopción de un enfoque más integrado de la cooperación internacional que facilite el acceso a la financiación y la cooperación técnica, así como un apoyo justo e inclusivo.

Solicitan en la declaración la asignación de nuevos derechos especiales de giro (DEG) para reducir la vulnerabilidad de los países en desarrollo endeudados y con necesidad de liquidez.

Y reivindican el apoyo de las instituciones financieras internacionales y las bancas multilaterales de desarrollo para diseñar y financiar instrumentos y mecanismos de financiación innovadores, como la conversión de la deuda en favor del clima.

Los países participantes también abogan por un cambio de paradigma en la cooperación internacional que les permita superar la "trampa de la renta media" y poner en marcha transiciones equitativas, inclusivas y justas en favor del desarrollo sostenible.

En este marco, proponen crear un grupo de expertos de alto nivel encargado de elaborar indicadores multidimensionales que complementen o no se limiten al Producto Nacional Bruto, y la elaboración de un plan de acción estratégico para los países de renta media para el período 2025-2030.

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Naser Burita, que calificó la conferencia de "exitosa", aseguró en una rueda de prensa tras la clausura que la Declaración de Rabat representa un marco de acción para los países participantes para que tengan más peso y una sola voz en las instancias internacionales.

(c) Agencia EFE