Anuncios

De orígenes mexicanos, vive el SB al máximo

Luis Carlos Rodríguez, enviado

LAS VEGAS, EU., febrero 12 (EL UNIVERSAL).- Rigo Martínez, de raíces michoacanas, pagó un boleto de 11 mil dólares, es decir casi 200 mil pesos, para presenciar el Super Bowl LVIII en el Estadio Allegiant Stadium, que tiene una capacidad de alrededor de 70 mil espectadores.

Nacido en California, pero con raíces en Purépero, Michoacán, ahorró por años para ver ganar a los 49ers de San Francisco, su equipo favorito. "La vida es muy corta para no poder disfrutar este momento, a pesar de lo que cueste todo", dijo para EL UNIVERSAL Deportes.

Orgulloso de la tierra de sus padres, comentó que cada año viaja al Bajío michoacano a las fiestas patronales, pero también disfruta de su afición por el futbol americano.

Rigo es empleado en el Aeropuerto de Los Ángeles, y es parte de la ola verde de miles de mexicanos que invadieron Las Vegas para ver el Super Bowl entre los 49ers de San Francisco y los Chiefs de Kansas City.

Con un tequila en la mano y un plato de nachos con guacamole en la otra, Rigo Martínez, con raíces orgullosamente michoacanas, reivindica como miles que el Super Bowl, un espectáculo hecho para los estadounidenses, sabe y sabe muy bien a México.