Anuncios

La ONU denuncia las "ejecuciones extrajudiciales" perpetradas por Israel en un hospital de Yenín

Ginebra, 31 ene (EFE).- La operación israelí de este martes en el Hospital Ibn Sina de la ciudad cisjordana de Yenín, en la que soldados disfrazados de civiles y personal médico mataron a tres milicianos palestinos, "apuntan a una ejecución extrajudicial planeada", denunció la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En su cuenta oficial de X y en el informe diario publicado hoy sobre el conflicto, la oficina del alto comisionado Volker Türk urgió a las autoridades israelíes a "detener inmediatamente el ilegal asesinato de palestinos en Cisjordania", con un número creciente de casos desde el inicio de las hostilidades en Gaza el 7 de octubre.

El organismo destacó que entre los tres fallecidos había un joven de 18 años, semiparalizado por las heridas sufridas en un ataque aéreo en Yenín (norte de Cisjordania), y que se encontraba postrado en una de las camas del hospital cuando fue disparado en la cabeza.

El ejército israelí argumentó que los fallecidos planeaban llevar a cabo ataques terroristas en Israel próximamente, por lo que "fueron neutralizados".

En el informe diario sobre el conflicto, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU reiteró las dificultades de envío de asistencia a Gaza, especialmente a la mitad norte de la franja, donde las autoridades israelíes han denegado el acceso de 29 de las 51 misiones planeadas este mes de enero.

"La mayoría de las misiones permitidas estaban relacionadas con la distribución de comida, pero las dirigidas a apoyar hospitales o instalaciones sanitarias han sido en su mayoría denegadas", lamentó el documento.

También recordó que desde el 1 de diciembre, tras el fin de una semana de alto el fuego, las autoridades israelíes han dictado órdenes de evacuación que han afectado a 158 kilómetros cuadrados de Gaza, un 41 % del área de la franja.

En esa zona vivían antes del inicio de las hostilidades 1,38 millones de palestinos, y a raíz del conflicto había 161 refugios con más de 700.000 desplazados internos.

El informe subrayó que las hostilidades en las últimas 24 horas se concentraron especialmente en la localidad de Jan Yunis, en el sur de Gaza, donde los combates se suceden en las inmediaciones de los hospitales Nasser y Al Amal.

En este último, según la Media Luna Roja Palestina, un desplazado interno refugiado en Al Amal murió y nueve resultaron heridos por metralla en el curso de los combates, y tanto ese hospital como las aledañas oficinas de la organización humanitaria fueron tomadas al asalto por militares israelíes que obligaron a evacuar los edificios.

Otro hecho que denuncia el informe es la detención de una gran cantidad de hombres palestinos en uno de los controles de seguridad de Jan Yunis, algunos de ellos posteriormente desnudados, vendados en los ojos y llevados a lugares no reportados.

El informe recuerda que hace unas horas las distintas agencias de Naciones Unidas firmaron un comunicado conjunto en el que pidieron a los Estados de la ONU que no interrumpan su financiación de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Con las suspensiones de ayuda recientemente decididas por algunos de los principales donantes, a raíz de que se denunciara la posible colaboración de una docena de empleados de la UNRWA con Hamás, "puede haber catastróficas consecuencias para la población de Gaza", advirtió el comunicado conjunto de las agencias de la ONU.

(c) Agencia EFE