Anuncios

ONU: aumentan las denegaciones de Israel para acceso de ayuda humanitaria al norte de Gaza

Jerusalén, 19 ene (EFE).- En las dos primeras semanas de enero aumentaron mucho las denegaciones por parte del Ejército israelí para el acceso de misiones y ayuda humanitaria al norte de Gaza, donde se agrava el colapso humanitario, denunció Naciones Unidas.

"Las dos primeras semanas de enero han sido testigos de un aumento espectacular en el índice de denegaciones de acceso por parte del Ejército israelí a zonas del norte de Wadi Gaza", donde están Gaza ciudad y su zona más septentrional que engloba localidades como Yabalia, Beit Hanún o Beit Lahia, ampliamente devastadas.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU en territorio palestino, sólo siete de las 29 misiones que se preveían en el norte "se llevaron a cabo total o parcialmente, lo que supone solo un 24% de la planificación inicial.

"La tasa del 69% de denegaciones en la primera quincena de enero denota un marcado deterioro con respecto a meses anteriores, cuando se negó el acceso a sólo el 14% de misiones previstas al norte", dijo OCHA.

Según remarcó, el Ejército israelí rechazó el paso del 95% de misiones que incluían entregas de combustible, clave en la Franja para alimentar los generadores, tener electricidad y poder asegurar el funcionamiento de servicios esenciales como centros sanitarios.

"Esto aumentó los riesgos para la salud y el medio ambiente, y debilitó la funcionalidad" de seis centros médicos, los únicos que siguen funcionando parcialmente en el norte, mientras otros 18 están aún fuera de servicio, detalla Naciones Unidas.

Este enero las fuerzas israelíes anunciaron haber desmantelado casi por completo la infraestructura militar de Hamás en el norte de Gaza, donde también comenzaron a retirar parte de las tropas, aunque en los últimos días se han registrado ataques, combates y víctimas mortales porque sigue habiendo focos de resistencia.

Según los servicios médicos de la Media Luna Roja Palestina, en la zona norte del enclave permanecen unas 800.000 personas que no se desplazaron al sur, y que están sujetas al "continuo cerco israelí que impide la entrega de ayuda humanitaria", mientras "se extiende la inseguridad alimentaria y la falta de agua potable" entre "la destrucción generalizada de infraestructuras".

"Hay escasez de suministros básicos, entre ellos pan, verduras, medicamentos", denunció ayer la Media Luna Roja, que pidió que se abra un corredor humanitario seguro para entregar asistencia.

Naciones Unidas sigue alertando del colapso humanitario del global de la Franja por la ofensiva israelí, que se ha saldado casi con 25.000 muertos palestinos en los más de tres meses de guerra.

(c) Agencia EFE