Anuncios

ONG denuncia la injerencia de la industria alimentaria en el nuevo etiquetado en México

Ciudad de México, 6 feb (EFE).- La injerencia de la industria de alimentos y bebidas industrializadas amenazan los derechos de salud y alimentación de la población mexicana, así como las regulaciones sobre etiquetado y publicidad de productos no saludables, según la organización El poder del consumidor.

Ana Larrañaga, miembro del equipo de salud alimentaria de dicha organización, explicó en una conferencia que, según la cuarta entrega de la investigación 'Bajo la Mira: El control corporativo sobre los sistemas alimentarios en México', documentaron las prácticas corporativas que han interferido en estas políticas.

La también nutrióloga precisó que detectaron que grandes multinacionales alimentarias y sus cámaras empresariales en México intentaron frenar y moldear las reformas a la Ley General de Salud en materia de Etiquetado y la Norma Oficial 051, que contemplan advertencias sobre alto contenido en calorías, grasas y azúcares.

“Pudimos ver que el poder se ejerce a través de cinco vehículos: el entorno político, la formación de preferencias, el entorno de conocimiento, el entorno jurídico y el entorno extrajurídico”, expuso.

En el caso de lo político, detalló, la industria busca posicionar los temas de la agenda política, y en la formación de preferencias busca generar una percepción positiva o negativa a través de los medios sobre una política.

En el entorno de conocimiento, dijo, se produce evidencia para hacer creer que los productos son saludables.

Mientras que en el entorno jurídico, hay batallas legales en las que la industria defiende sus intereses, pero en el entorno extrajurídico se valen de la intimidación y estrategias fuera del marco legal para frenar la aplicación de la ley.

La investigación, expuso Larrañaga, resalta la opacidad de los procesos legales anteriores, caracterizados por la cercanía entre exfuncionarios de la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y ejecutivos de cámaras e industrias, como las refrescos y bebidas azucaradas.

“Con esta investigación evidenciamos la interferencia y prácticas de poder de las corporaciones a lo largo de los procesos de las políticas públicas”, señaló.

El documento detalla cómo a lo largo del proceso de aprobación del nuevo etiquetado de advertencia, vigente en México desde octubre de 2020, que demostraba que era comprendido con facilidad por más consumidores, las multinacionales alimentarias desplegaron "una enorme fuerza de cabildeo" en la Cámara de Diputados.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, recordó que representantes de la industria acudieron con estrategias como “reventar sesiones” de la Comisión de Salud, evitando que diputados asistieran y que se cancelaran por “falta de cuórum”.

Simón Barquera, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, advirtió que la industria “se está haciendo una experta en narrativas” y buscará neutralizar los esfuerzos de la sociedad civil para que se respete la ley.

“Por ejemplo, puede patrocinar institutos de investigación en las universidades o alguna otra forma de cambiar el tema y cambiar la atención y eso es algo que no podemos permitir”, dijo.

Finalmente, los expertos expusieron la importancia de políticas públicas que limiten la interferencia de las industrias alimentarias y poner candados a la participación de actores con conflictos de interés.

(c) Agencia EFE