Anuncios

Ola de calor: decenas de peces aparecieron muertos en un lago de Rosario

Decenas de pejerreyes fueron encontrados muertos en el lago de un parque rosarino
Decenas de pejerreyes fueron encontrados muertos en el lago de un parque rosarino - Créditos: @Captura de pantalla

En medio de las alertas rojas por las altas temperaturas, vecinos de la ciudad santafesina de Rosario se encontraron este fin de semana con una preocupante imagen: decenas de pejerreyes muertos en el llamado El Laguito del Parque Independencia, un espacio verde emblemático de la zona.

Las postales del lago con los peces muertos flotando sobre las aguas verdes se difundieron en las redes sociales y medios locales el fin de semana, cuando la temperatura rondó entre los 28 y 38 grados según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Esto es El Laguito, en Rosario. Mucho olor; por el calor extremo, peces muertos. Pero la mugre no es culpa del calor, es una zanja, ¡foco de dengue! Deberían limpiar ese lago que es artificial o sacar a esos pobres animales”, expresó una vecina desde la red social X junto con un video del fenómeno.

Por la muerte de peces, desde Amigos del Parque y la Secretaría de Ambiente y Espacio Público decidieron duplicar el volumen de agua para renovarla y evitar la formación de algas que se crean ante las altas temperaturas y que al consumir el oxígeno de las aguas, empeoran la situación de la flora y fauna que vive en el lago, que es artificial.

“Ya ha ocurrido otros años; por la ola de calor aumenta la temperatura el agua. El pejerrey es un pez de agua fría, por lo que le cuesta acostumbrarse ”, indicó a Rosario 3 el referente de la ONG Asociación Amigos del Parque, Adrián D’Alessandro, para explicar el preocupante número de peces muertos.

Además, de acuerdo con los análisis que se realizó en el agua, el experto descartó que se encuentren contaminadas o estancadas.

En esta zona del país esta agua tiene mucha carga mineral. Cuando está expuesta al sol y a las altas temperaturas se crean pequeñas algas que siempre están en suspensión, flotando. Esas algas le dan la coloración verde al agua” dijo a La Capital.

El titular de la ONG dijo que la mayoría de los peces que viven en ese espejo de agua son autóctonos del Paraná, pero también hay carpas koi que ayudan a controlar el exceso de algas y pejerreyes. Estos últimos, explicó, pertenecen a aguas de templadas a frías y “se incorporaron hace unos años, cuando se realizó un campeonato internacional de pesca”. “Formaron una colonia propia”, informó.

Las altas temperaturas que atraviesa Rosario habrían determinado que solo ejemplares de esa especie fueron los hallados muertos en el lago, no así el resto de especies de peces y animales en el parque ya que “se encuentran en perfecto estado”.

“Estamos renovando 57 mil litros por hora [en el lago]. Es importante destacar que es agua de origen subterráneo que se capta por el sistema de bombeo, en ningún lugar del Parque se utiliza agua de red”, dijo D´Alessando, y aclaró que gracias a esto “la mortandad de peces se frenó”.