Anuncios

Sin obsesión por preseas, Donovan Carrillo prefiere ser innovador

CIUDAD DE MÉXICO, enero 30 (EL UNIVERSAL).- En 2022, el patinador Donovan Carrillo vivió en Beijing, China, su primera experiencia en unos Juegos Olímpicos de Invierno, justa que lo dejó con la satisfacción de saber que puede competir contra los mejores del mundo. Por eso, no detiene su preparación y se esfuerza más.

"El objetivo principal en esta temporada son los Juegos Olímpicos de Invierno Milán-Cortina 2026. Estoy convencido de que se puede seguir haciendo historia para México", declaró, en entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL Deportes.

Durante este camino, el tapatío no se obsesiona con subir al podio, prefiere —primero— exigirse deportivamente, para después esperar la recompensa.

"Mi objetivo está en avanzar, salir de mi zona de confort, haciendo saltos súper complicados que jamás me imaginé que pudiera hacer, y confío en que una medalla será sólo consecuencia de lograr esos saltos cuádruples que estoy trabajando", afirmó.

Carrillo se motiva al observar que, a tan corta edad (24 años), cuenta con amplia experiencia nacional e internacional.

"La mayor enseñanza fue que, a los 22 años, pude clasificar a una final olímpica. Ser parte de la élite invernal me muestra que, como mexicano, tengo mucho por dar en mi deporte y que es sólo el inicio", afirmó.

Donovan da crédito al éxito que tiene en el alto rendimiento a su mentalidad de "siempre innovarme, no quedarme conforme con ningún resultado y, cada que tengo uno bueno, trato de darle vuelta a la página casi inmediatamente y preguntarme qué sigue".

No cambiará.