Anuncios

¿Qué ha sido de la niña Hind?, paramédicos fueron a su rescate en Gaza y nunca regresaron

Jerusalén, 7 feb (EFE).- En la llamada que el servicio de ambulancias palestino en la Franja de Gaza logró hacer a Layan Hadama, de 15 años, se oyen dos cosas: a la adolescente diciendo que se encuentran dentro de un coche muy cerca de un tanque, y poco después, el estruendo sordo de metralla acompañado de gritos.

Layan, junto a su prima Hind, una niña menuda de tan solo seis años, eran las únicas supervivientes de un ataque previo por artillería israelí ese mismo 29 de enero, en el que el resto de los pasajeros del vehículo -los padres de Layan y sus cuatro hermanos- habían muerto.

Cuando la Media Luna Roja Palestina contactó de nuevo al mismo número, explica a EFE una portavoz de la organización, fue la pequeña Hind quien respondió; rodeada de los cuerpos sin vida de sus familiares.

"Tenía miedo, nos rogaba que fuéramos a buscarla, que por favor fuésemos a buscarla. Quizá lo dijo unas cien veces en las tres horas que hablamos", explica a EFE Nebal Farkash, portavoz del grupo.

Pero moverse en una Gaza bombardeada por Israel desde hace más de 120 días no solo entraña un riesgo extremo, sino que el traslado de una ambulancia entre zonas militares cerradas requiere la autorización del Ejército israelí, lo que puede demorarse horas.

El vehículo fue localizado cerca del campus de la Universidad de Al Azhar, según detalla el diario israelí minoritario Haaretz, que cuestiona en un artículo las consecuencias de que historias como la de Hind, que muestran a "seres humanos (en Gaza) luchando por sobrevivir", no sean mostradas en la televisión o prensa israelí.

Más de tres horas después, el Ministerio de Salud palestino en Ramala les informó que podían salir en busca de la niña, tras coordinar una ruta segura con el COGAT, una rama del Ministerio de Defensa israelí que opera en los territorios palestinos ocupados.

"Una vez recibimos la luz verde, nuestros paramédicos se dirigieron al lugar, donde confirmaron que podían ver el coche en el que se estaba Hind", continúa Farkash, "pero entonces perdimos la conexión (telefónica) tanto con Hind como con la ambulancia, y solo escuchamos disparos alrededor".

Ya han pasado nueve días desde que la niña abandonase, junto a siete familiares, su barrio de la Ciudad de Gaza, zona norte del enclave diezmada casi por completo, hospitales incluidos, en la ofensiva bélica israelí por tierra, mar y aire.

Desde entonces, nadie sabe nada del paradero de Hind, pero tampoco del de Yousef Zeino o Ahmed al Madhoun, los dos paramédicos que acudieron en su auxilio.

"No sabemos si siguen con vida o no, si han sido arrestados, tenemos muchas preguntas y necesitamos respuestas a nuestras preguntas", insiste a EFE Farkash, consciente del riesgo que corren.

Desde el pasado 8 de octubre, al menos once empleados de la Media Roja Luna Palestina han sido asesinados haciendo sus trabajos, lamenta Farkash, mientras que hospitales en los que operan, y donde se refugian miles de gazatíes, han sido el flaco directo de artillería.

El pasado 2 de febrero, una trabajadora murió por disparos israelíes cuando se disponía a socorrer a dos heridos en el Hospital de Al Amal, en Jan Junis (sur), cercado por fuerzas militares desde hace 17 días, y según la organización, del que han sido forzosamente evacuados 8.000 desplazados.

En este contexto, a medida que avanzan los minutos, las horas; disminuyen las posibilidades de hallar con vida a Yousef, Admed o Hind, en una Gaza sin vías seguras y densamente poblada donde ya han muerto más de 11.000 niños.

Patricia Martínez Sastre

(c) Agencia EFE