Anuncios

Netanyahu lamenta el "día más duro" para el Ejército israelí tras la muerte de 24 soldados

Jerusalén, 23 ene (EFE).- El gabinete de guerra de Israel, liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu, expresó hoy sus condolencias a todo Israel y a los familiares de los 24 soldados muertos en la Franja de Gaza ayer, "el día más duro" de la guerra, 21 de ellos por el derrumbe de dos edificios provocado por una explosión.

"Ayer fue uno de los días más duros desde que estalló la guerra. Perdimos a 24 de nuestros mejores hijos, los héroes que cayeron defendiendo la patria junto con los ciudadanos de Israel", afirmó Netanyahu en un videomensaje a la nación, junto con los otros miembros destacados del gabinete de guerra, el titular de Defensa, Yoav Galant; y el ministro Benny Gantz.

El primer ministro mandó un abrazó a los familiares de los caídos y una "oración de paz" para los heridos; mientras prometió un "examen exhaustivo" del desastre.

"Estamos en medio de una guerra injusta. En esta guerra hay grandes logros, incluso hoy, al completar el cerco de Jan Yunis, pero también hay que pagar un precio muy alto", indicó.

El Ejército anunció hoy que 21 soldados murieron esta madrugada en un incidente en el centro de la Franja, a 600 metros de la valla de separación a la altura de la comunidad israelí de Kissufim, cuando milicianos palestinos lanzaron un RPG contra un tanque, lo que generó una explosión que provocó el derrumbe de dos edificios donde estaban las tropas.

Este fue el evento más mortífero para las tropas israelíes desde que comenzó la ofensiva terrestre en el enclave, a finales de diciembre, con lo que la cifra de soldados israelíes caídos en Gaza asciende a 219; además de los alrededor de 330 que murieron en el ataque de Hamás el 7 de octubre en Israel.

Horas antes de ayer lunes, otros tres soldados de la brigada de paracaidistas murieron en combate en el área de Jan Yunis, ciudad bastión de Hamás en el sur del enclave, cuyo cerco fue completado hoy por las tropas terrestres israelíes, tras más de un mes y medio de ofensiva en el área.

"Inclinamos la cabeza ante la memoria de nuestros caídos, pero seguiremos esforzándonos en alcanzar un objetivo insustituible: la victoria absoluta. Juntos lucharemos y juntos venceremos", aseveró Netanyahu.

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, definió como un "duro golpe" la muerte de 24 "de nuestros mejores guerreros e hijos" y se declaró el luto.

"Continuamos con el espíritu de los caídos nuestras tareas pendientes. Nuestras fuerzas operan en lo profundo del territorio enemigo, en Jan Yunis", indicó el titular de Defensa, quien advirtió sobre el riesgo de la situación en la frontera norte con Líbano, donde Hizbulá ha intensificado los ataques.

Benny Gantz -ex ministro de Defensa y líder de la oposición que se unió al gabinete de guerra- llamó a la "unidad nacional" para "continuar la guerra" y honrar así la memoria de los caídos.

"Estos son reservistas que lo dejaron todo para defender el Estado de Israel bajo una visión sionista, nada menos. Y así recordaremos a los caídos ayer en ese terrible desastre", señaló. EFE

(c) Agencia EFE