Anuncios

Murió un joven cuando practicaba rafting en el río Mendoza

El rafting es la actividad proncipal que se realiza en el Río Mendoza (foto ilustrativa)
El rafting es la actividad proncipal que se realiza en el Río Mendoza (foto ilustrativa) - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

Un joven de 19 años, empleado de una empresa de turismo aventura, murió el jueves cuando practicaba rafting en el río Mendoza, localidad mendocina de Luján de Cuyo. La víctima había caído del gomón y fue arrastrado por la corriente, que estaba más fuerte de lo normal porque las compuertas del dique cercano se encontraban abiertas y regía una advertencia sobre su peligrosidad.

Cerca de las 19, la víctima y otros compañeros de trabajo habían ingresado con el gomón al río para hacer lo que se llama una bajada de rutina, informaron fuentes policiales a Diario Uno. En un determinado momento, cayó al agua y fue arrastrado inmediatamente por la fuerte corriente.

Tareas de la policía en la rivera del río Mendoza
Tareas de la policía en la rivera del río Mendoza - Créditos: @Gentileza

Tras el llamado al 911, efectivos de la Policía de Mendoza y personal de Bomberos Voluntarios y del Cuartel Central llegaron al lugar y con un helicóptero policial Halcón 1 comenzaron a buscar al joven. Siguieron la pista de un grupo de turistas, que aseguraron haber divisado al joven flotando por el Puente Colgante de Cacheuta. En base a estas declaraciones, la Policía decidió montar un operativo en la llamada “bajada del Payaso” para poder interceptarlo.

Una vez en la zona los agentes pudieron rescatar el cuerpo a la altura de la central hidroeléctrica Álvarez Condarco y lo trasladaron hasta la Playita de Luján, donde personal del Servicio Coordinado de Emergencias le practicó maniobras de RCP, pero no pudo ser reanimado y se declaró su muerte.

Si bien se ignoran las razones de la caída del joven desde el gomón, el medio local El Sol informó que el gobierno provincial había advertido por la mañana del jueves que el Departamento General de Irrigación había abierto las compuertas del Dique Potrerillos, por lo que el caudal del río Mendoza iba a verse incrementado.

En ese sentido, solicitaron a la ciudadanía tener máxima precaución y no realizar actividades en las riberas del cauce, así como no ingresar al río.

La peligrosidad de los ríos

Hace una semana, el 18 de enero, en el sitio de prensa del gobierno de Mendoza puede leerse una advertencia sobre la apertura de compuertas del Dique de Potrerillos. De acuerdo con el medio local, este jueves se había dado la misma advertencia.

La apertura de las compuertas tiene como objetivo desembalsar el dique Potrerillos, por lo que en esos momentos se solicita a la población tener máxima precaución y no instalarse en las riberas del río Mendoza.

Esta tarea se realiza cada vez que el dique llega a su cota máxima de llenado y se necesita bajar el nivel de embalse de presa, para garantizar un correcto funcionamiento del sistema de seguridad. Los trabajos suelen realizarse por intervalos de 15 minutos, con caudales crecientes, en escalones de 50 m3/s, hasta un caudal máximo de 250 m3/s.

Por otra parte, además de este tipo de advertencias, el área de Turismo del gobierno mendocino realizó una campaña “Verano sin muertos de calor” para que los turistas estén atentos a la hora de bañarse en los cauces de los ríos y se prohíbe ingresar en canales, diques, embalses y cauces de ríos no habilitados para ello por la falta de bañeros y la peligrosidad que eso implica aunque las aguas parezcan calmas, la mortalidad en esos casos es alta.

Además, en esos casos, quien no cumpla con esas normas, merece una pena de hasta 5 días de arresto y una multa de acuerdo el Código Contravencional de la Provincia.