Anuncios

Multitudinarias procesiones de Semana Santa marcadas por el pedido de paz en Ecuador

Quito, 29 mar (EFE).- Multitudinarias procesiones se sucedieron este viernes en varias regiones de Ecuador, marcadas por el insistente pedido de los participantes de paz y seguridad en el país, golpeado por el crimen, crisis carcelarias, asaltos, robos, asesinatos y el narcotráfico.

La tradicional procesión de 'Cristo del Consuelo' congregó desde primeras horas de este viernes a miles de personas que recorrieron varias calles en la provincia costera del Guayas, una de las más afectadas por la violencia en el país andino.

"Gracias a la colaboración de las distintas entidades de gobierno local y nacional, así como el valioso respaldo de la ciudadanía, se logró desarrollar la Procesión del Cristo del Consuelo con tranquilidad, en donde asistieron alrededor de 300.000 personas", señaló el alcalde de Guayaquil, Aquiles Álvarez.

Decenas de personas vestían atuendos blancos para simbolizar paz durante la procesión, custodiada por unos 700 policías, y que contó con la presencia de organismos de socorro para atender todo tipo de emergencia, especialmente relacionada con las altas temperaturas.

En la procesión se vio gente de toda edad, incluso niños, pese a que las autoridades habían solicitado no acudir con pequeños para evitar inconvenientes durante la romería que, finalmente, se desarrolló sin complicaciones.

Los asistentes pedían por sus necesidades y repetían con insistencia su anhelo de paz para el país, que al momento vive un "conflicto armado interno" declarado el pasado 10 de enero por el jefe de Estado, Daniel Noboa, contra las bandas criminales, a las que ha pasado a llamar "terroristas".

Jesús del Gran Poder

En la capital ecuatoriana, Quito, se desarrolló la tradicional procesión 'Jesús del Gran Poder', que concentró a unas 100.000 personas en el centro histórico de la ciudad, donde partiendo de la icónica iglesia de San Francisco.

Allí estaba Galo Romero quien, "por la fe, la salud de la familia y la paz del mundo entero", lleva 21 años participando en la procesión, antes representando a cucuruchos y soldados romanos y ahora, a Cristo.

Romero dijo a EFE que la Semana Santa es "algo sagrado, algo de reflexión, algo de meditación", además, oró para que Dios dé fortaleza a las autoridades y Gobiernos del mundo,"que Dios les puso en su puesto para gobernar, no para destruirnos mutuamente entre hermanos".

La joven Alejandra, una devota que también participó en la procesión en Quito, le aseguró a EFE que la Semana Santa significa "recordar todo lo que Dios ha hecho" por la gente "e intentar, así sea un poco, reflexionar" sobre los actos de cada uno y cambiar la perspectiva de lo que cada uno ha sido hasta hoy.

Hombres y mujeres representando a cucuruchos y verónicas abrían paso a la tradicional escultura del Jesús del Gran Poder por las calles del centro histórico de Quito, ciudad que, a diferencia de Guayaquil, presentaba este viernes un clima templado e, incluso, con lluvia en algunos sectores.

Gastronomía y turismo

En la conocida como la Semana Mayor es tradicional en Ecuador la preparación de la llamada fanesca, un potaje elaborado con doce ingredientes, entre los que destacan granos andinos como el choclo, entre otras variedades de maíz.

Con esta espesa sopa, a la que se le pone también bacalao, se rompe tradicionalmente la abstinencia y el ayuno de la Semana Santa.

El festivo de tres días ha movilizado a miles de turistas, por lo que se ha dispuesto a 3.346 funcionarios para atender las emergencias que se reporten al servicio integrado de seguridad (ECU 911).

Además, se mantiene un seguimiento visual especial en los eventos y procesiones religiosas y entre otras celebraciones litúrgicas que congregan a gran cantidad de ciudadanos.

(c) Agencia EFE