Anuncios

Multan a una compañía de fianzas por defraudar a migrantes con grilletes innecesarios

Los Ángeles, 2 abr (EFE).- Una compañía de pago de fianzas a migrantes tendrá que pagar más de 800 millones de dólares en restitución y multas por engañar a estos clientes, la mayoría latinos que no hablaban inglés, haciéndolos desembolsar miles de dólares por usar grilletes electrónicos mientras esperaban su juicio, informaron este martes medios estadounidenses.

Libre by Nexus, con sede en Virginia, fue demandada en 2021 por realizar prácticas fraudulentas como hacerles firmar contratos en inglés que no entendían y amenazarlos con la deportación si no pagaban una tarifa mensual.

La jueza Elizabeth K. Dillon ordenó este lunes a la empresa pagar más de 811 millones de dólares -según informó hoy The Washington Post- como parte de la demanda presentada por la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFBP, en inglés) y los fiscales generales de Massachusetts, Nueva York y Virginia.

La magistrada determinó que la empresa debía pagar 231 millones de dólares en restitución a los afectados y más de 555 millones en sanciones a la oficina de protección al consumidor, según documentos judiciales citados por el rotativo.

En el fallo, la jueza también prohibió a la empresa exigir a los migrantes que usaran monitores GPS.

A la mayoría de los inmigrantes bajo custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) se les permite obtener la libertad bajo fianza mientras sus casos se procesan en los tribunales de migración.

ICE requiere el pago completo de la fianza, que debe proceder de alguien con estatus legal en el país por lo que muchos de los detenidos deben recurrir a agencias de pago de fianzas, las cuales, a su vez, no depositan más que un compromiso de pagarle al gobierno si la persona en cuestión no se presenta ante los tribunales cuando le llegue la cita.

Los demandantes alegaron que durante años Libre by Nexus ha embaucado a migrantes detenidos en prisiones federales ofreciéndoles el dinero que necesitaban para la fianza -a menudo unos 10.000 dólares- para excarcelarlos a la espera de juicio, algo que puede tomar hasta tres años.

Según la querella, la compañía exigía a sus clientes que usaran lo que se les dijo que eran grilletes electrónicos con dispositivos para localización satelital y que pagaran una tarifa de 420 dólares mensuales.

Los demandantes sostienen que los grilletes no funcionaban como dispositivos para el seguimiento satelital, y que los clientes a menudo creían que los pagos mensuales servían para el reembolso de la fianza, cuando en realidad no tenían ese uso.

Las fianzas en realidad eran pagadas por terceras partes, reembolsadas por el gobierno cuando a los migrantes les tocaba presentarse para sus juicios.

Las tarifas mensuales equivalían a una tasa anual de interés de alrededor del 57 % y, según la demanda, Libre by Nexus a menudo amenazaba a sus clientes con devolverlos a la prisión o deportarlos.

Se había programado un juicio federal para principios de 2023 pero la juez pasó directamente a la fase de sanciones del caso cuando la compañía no presentó la documentación necesaria para defenderse.

En una declaración al Washington Post, el ejecutivo principal de Libre by Nexus, Mike Donovan, criticó el fallo y aseguró que lo apelará.

En 2020 la compañía llegó a un acuerdo con la Comisión Corporativa de Virginia por 435.000 dólares para dar por terminada una investigación de esa agencia sobre una denuncia de que operaba como agente de seguros sin la licencia apropiada.

(c) Agencia EFE