Anuncios

Mujeres wixaritari piden intervención de "El Mencho"

GUADALAJARA, Jal., enero 16 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de mujeres que se identifican como integrantes del pueblo wixárika en el norte de Jalisco han pedido a través de redes sociales la intervención del líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera "El Mencho", para cambiar al jefe de plaza en la región, un sujeto al que llaman "El Rojo" y a quién responsabilizan de los asesinatos, desapariciones, robos, extorsiones y hasta cobro de piso a los alcaldes de los 10 municipios que conforman esta zona de la entidad.

En un video en el que aparecen encapuchadas, las mujeres explican que se cubren el rostro porque saben que "El Rojo" va a investigar quienes son y las puede matar, pero es mayor su desesperación porque nadie hace nada para detenerlo.

"Nunca en la vida histórica de nuestros municipios jaliscienses del norte no nos habíamos sentido tan inseguros, tan impotentes, tan desprotegidos, hasta que llegó este hijo de puta que tiene de encargado en nuestra zona", señalaron.

Además, aseguraron que, utilizando a los policías municipales de la región, pone retenes en los caminos para robarle a la gente y cobrar derecho de piso a los comerciantes, ganaderos y hasta a las presidencias municipales.

"Los alcaldes tienen que entregar una cuota mensual y de esa forma las presidencias dejan de entregar apoyos a la gente más necesitada con tal de cumplir sus ambiciones a esta lacra; es un caos total, nadie denuncia por miedo", indicaron.

Las mujeres señalaron que mucha gente inocente y de paz ha sido víctima de todas estas atrocidades y que, si pudieran, ellas mismas se encargaban del lugarteniente: "si nosotras tuviéramos armas, nosotras mismas los matábamos, pero tristemente no tenemos".

También solicitaron que el grupo delictivo respete las tradiciones y costumbres ancestrales de los wixaritari, pues "El Rojo" se ha metido con las autoridades tradicionales y el sistema de justicia de este pueblo.

La inseguridad en la región norte de Jalisco, sobre todo en los límites con Zacatecas, ha sido constantemente denunciada por sus habitantes, incluso, el cardenal de Guadalajara, Francisco Robles, y el obispo de Zacatecas, Sigfredo Noriega, han dado testimonio de la presencia de retenes de sujetos armados que asaltan a la gente en las carreteras y caminos de esta zona.