Anuncios

Modelo de salud de Dinamarca podría colapsar en 2030: experta

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Debido a la alta expectativa de vida de los habitantes de Dinamarca, actualmente, gran parte de la atención médica se lleva de los hospitales a los domicilios, y ello conlleva que hacia 2030 necesitarán un elevado número de profesionales de la salud, que, con la estrategia actual de salud que aplica el país escandinavo, será imposible alcanzar, señaló Inge Kristensen, representante de la ONG Sociedad Danesa de Seguridad de los Pacientes, creada en 2001.

En 2024, Dinamarca proyecta que 3 mil 207 profesionales de la salud se dediquen a proporcionar atención en las comunidades; sin embargo, de continuar con el modelo, para 2030 necesitarán 19 mil 334, de acuerdo con la experta.

Durante el Congreso Internacional "Un sistema de salud basado en valor hacia 2043", que se lleva a cabo entre jueves y viernes, en la Academia Nacional de Medicina de México, Kristensen expuso que Dinamarca debe modificar su sistema de salud si quiere continuar con su nivel elevado de atención.

"Vemos un aumento en la expectativa de vida y la atención de salud pasa de los hospitales a la comunidad. Vemos un aumento en la multimorbilidad, que aumenta la necesidad de tratamiento, y vemos una falta de personal, esto comparte la necesidad que tenemos de un aumento de personal, en la atención comunitaria, solamente, para poder sostener la atención actual que se proporciona, para 2030, siendo un país pequeño, necesitaremos alrededor de 20 mil profesionales de la salud, y no tenemos ninguna oportunidad de llegar a este número. Entonces, tenemos que definir otras cosas que nos permitan llegar ahí", aseguró.

Dinamarca tiene una expectativa de vida para los hombres de 78.5 años y para mujeres de 82.7 años, mientras que, en México, el nivel se encuentra en 72.8 años para hombres y 77.5 para mujeres.

La representante danesa explicó que gran parte de la atención médica se lleva de los hospitales a los domicilios, casi 42% de las personas mayores de 65 años recibe la visita de enfermeras en su domicilio, y alrededor del 19% vive en residencias de atención médica.

Y es posible debido a su riqueza per cápita, que es de 63 mil 400 dólares, porque es un país de apenas cinco millones de personas, lo que les permite invertir 10.9% de su PIB en salud, por arriba del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es de 9.3%. En México, el gobierno federal invierte 5.1% del PIB en salud.

Kristensen explicó que los principales valores del sistema de salud danés se basan en el acceso igualitario; acceso gratuito, éstos dos están establecidos en la legislación; también, en la independencia profesional, que significa que el doctor tiene derecho de recetar y nadie puede interferir; y la democracia.

"Hemos sido muy buenos ocupándonos de la parte de las especialidades, pero no tanto a nivel comunitario; sin embargo, tenemos un sistema funcional en atención comunitaria, ocupándonos de rehabilitación, principalmente, la mayor parte de las personas añosas en Dinamarca viven solas, y si son elegibles, tenemos un servicio abierto las 24 horas, de enfermería y de trabajo social en domicilios, con hasta ocho visitas por día, dependiendo de las necesidades de atención", detalló.

Por su parte, el doctor Germán Enrique Fajardo Dolci, presidente de la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), afirmó que la salud de las personas depende en gran medida de los estilos de vida, es decir, la alimentación o si se realiza ejercicio, por ejemplo.

"Sin embargo, presupuestalmente, los sistemas de salud se llevan el mayor porcentaje y la mayor atención de las autoridades, cuando tendríamos que estar viendo todos los demás factores, y poniendo en el centro de la discusión a lo más importante, a la persona, al ciudadano y sus necesidades", comentó.

Expuso que en México hay una baja inversión en salud, a pesar de las recomendaciones internacionales; y se centralizan la administración de la Secretaría de Salud (SSa) y la atención médica de algunos estados.

"De acuerdo con diversas evaluaciones, ha disminuido, además, el acceso efectivo a los servicios de salud y el abasto de medicamentos, aumentando además los casos de diabetes mellitus, de hipertensión y de cáncer, entre muchos otros, También una importante baja en las coberturas de vacunación y un descenso de la esperanza de vida, entre otros indicadores, aunado a lo anterior, no se ha avanzado en determinantes sociales tan importantes, como es el acceso al agua potable, el drenaje, el piso firme, entre otros", dijo.