Anuncios

Misterio por la desaparición de 83 botellas de vino de lujo del restaurante más famoso de París

Las vistas del lujoso restaurante de París la Tour d´Argent, de donde se robaron más de 80 botellas de vino exclusivo
Las vistas del lujoso restaurante de París la Tour d´Argent, de donde se robaron más de 80 botellas de vino exclusivo - Créditos: @Instagram

PARÍS.- Más de 80 botellas de vino exclusivo desaparecieron misteriosamente de la bodega de La Tour d’Argent, un renombrado restaurante de París, según una denuncia presentada la semana pasada que dejó a los investigadores atónitos y luchando por encontrar quién era el responsable.

Los vinos robados sumaban un valor aproximado de 1,5 millones de euros dijo la vocera del fiscal de París en un comunicado. La tercera división de la Policía Judicial de París supervisa la investigación.

El bar del restaurante La Tour d´Argent; se desconoce en qué momento fueron robadas las botellas de vino exclusivo
El bar del restaurante La Tour d´Argent; se desconoce en qué momento fueron robadas las botellas de vino exclusivo - Créditos: @Instagram

Un sommelier se dio cuenta del robo de las 83 botellas, que podría haber tenido lugar entre 2020 y 2024, durante un control de inventario de rutina de las aproximadamente 300.000 botellas de vino en la bodega del restaurante, informó Le Parisien.

No hubo evidencia de una entrada forzada en el restaurante de 442 años de antigüedad, informó el periódico, y agregó que el establecimiento estuvo cerrado por reformas entre la primavera de 2022 y el otoño de 2023. Reabrió sus puertas a finales del verano pasado. Como parte de su reapertura, recopiló una “biblia del vino” con el contenido de sus bodegas en un tomo de 8 kilos de peso.

La Tour D’Argent es uno de los restaurantes más famosos de Francia, no sólo por su menú con estrellas Michelin, en el que destaca su famosa especialidad de pato prensado, y sus espectaculares vistas a Notre Dame, sino también por su bodega, que cuenta en la actualidad con unas 300.000 botellas. También sirvió de inspiración para el restaurante de Gusteau en la película Ratatouille.

Los robos de vino de esta escala son inusuales, pero no inéditos. En 2011, ladrones desactivaron alarmas y cámaras de seguridad mientras robaban 400 cajas de vino por valor de un millón de libras esterlinas (alrededor de 1,6 millones de dólares en ese momento) de un almacén de Londres.

Una década después, los propietarios de un hotel y restaurante en Cáceres, España, informaron que desaparecieron de su bodega 45 botellas de vino por valor de 1,6 millones de euros (alrededor de 1,9 millones de dólares en 2021), incluida una botella valorada en 350.000 euros (alrededor de 414.000 dólares en el momento). El año pasado, un tribunal de España condenó a una exreina de belleza mexicana y a su pareja a cuatro años y medio de prisión por robo, según El País.

El bar Maillets d’Argent, ubicado en la planta baja del lujoso restaurante la Tour d'Argent
El bar Maillets d’Argent, ubicado en la planta baja del lujoso restaurante la Tour d'Argent - Créditos: @Instagram

Las botellas robadas de La Tour d’Argent incluían del Domaine de la Romanée-Conti, una de las fincas vitivinícolas que produce algunos de los vinos más cros y exclusivos del mundo, informó Le Parisien. Según el diario francésque reveló el caso, esta botella puede venderse por cinco cifras: “16.500 euros por un Grand Cru 2011 y 31.200 por una botella de 1999″.

Una vocera de La Tour d’Argent se negó a comentar sobre el robo.

El problema ahora para quien tenga las botellas es cómo venderlas. Están numeradas y los conocedores no pueden ignorar la procedencia de botellas tan difíciles de conseguir. La policía, y en particular la Tercera División de la Policía Judicial de París, está atenta a cualquier información, sobre todo en internet. La venta en el extranjero es una pista muy probable para deshacerse del vino, señalan los expertos.

Origen e historia

La primera versión de La Tour d’Argent se fundó en 1582. Establecida como una posada que servía a los señores del rey Enrique III, pasó a ser conocida como la Hostellerie de la Tour d’Argent, o torre de plata, en honor a un castillo adyacente que fue construido en piedra plateada. El rey Enrique IV, que ascendió al trono en 1589 tras el asesinato de Enrique III, se convirtió en un cliente habitual del restaurante. Inauguró el uso del tenedor, un utensilio poco conocido en Francia en ese momento, durante una cena allí, según el sitio web del restaurante.

El 14 de julio de 1789, el restaurante fue asaltado por revolucionarios que habían atacado la Bastilla, al otro lado del Sena, y habían confundido el escudo de armas del restaurante con el de la familia real.

En 1911, el abuelo del actual propietario, André Terrail, compró el restaurante. Poco después, La Tour d’Argent cerró durante varios años mientras luchó en la Primera Guerra Mundial y luego volvió a abrir cuando regresó. El restaurante permaneció abierto durante la Segunda Guerra Mundial, pero los propietarios escondieron sus botellas de vino más preciadas detrás de una pared de ladrillos que fue diseñada para mezclarse con otras paredes, fuera de la vista de los muchos clientes alemanes que frecuentaban el restaurante después de que los nazis invadieran Francia.

En 2010, Terrail, la tercera generación de la familia propietaria de La Tour d’Argent, subastó 18.000 botellas de vino y licores de la bodega. La venta añadió más de 1,5 millones de euros (alrededor de 1,6 millones de dólares) a los resultados del restaurante.

A lo largo de los años, La Tour D’Argent ha servido a numerosos jefes de Estado y celebridades, como la reina Isabel II, Theodore y Franklin Roosevelt, Charlie Chaplin, Salvador Dalí, Steven Spielberg y Paul McCartney.

The New York Times