Anuncios

No le tengo miedo a la delincuencia, dice alcaldesa de Chilpancingo

CHILPANCINGO, Gro., febrero 6 (EL UNIVERSAL).- La alcaldesa de Chilpancingo, la morenista Norma Otilia Hernández Martínez, afirmó que no le teme a las organizaciones criminales porque, dijo, ella está en su trabajo.

"Yo no le tengo miedo a la delincuencia porque los delincuentes se comunican entre ellos y yo estoy dedicada a mi trabajo"

Este martes, Hernández Martínez ofreció una conferencia de prensa donde minimizó la nueva crisis de violencia e inseguridad por la que está pasando la capital.

Desde el lunes, la ciudad está casi paralizada debido a que se suspendió el servicio del transporte público después del asesinato de cuatro choferes de urvan y un taxi. Este martes, no hubo transporte público, además se suspendieron las clases y el comercio funcionó a medias.

"La violencia en esta ciudad no es nuevo porque estos hechos vienen ocurriendo desde hace 20 años. Yo no comparto que la ciudad se encuentre semivacía porque la gente tiene que salir haya o no haya transporte y la gente tiene que salir y está trabajando", aseguró Hernández Martínez.", afirmó la alcaldesa.

Hernández Martínez dijo que la responsabilidad de la seguridad es de los tres órdenes de gobierno y no sólo de su gobierno.

Luego dijo: "La delincuencia viene de las mismas entrañas del poder y estos grupos paramilitares son finalmente brazos de los políticos y vemos que hoy no ha cambiado y estamos luchando con poderes fácticos y que también tienen intereses políticos.

"Yo incluso consideraría que si el miedo es por la delincuencia o por los políticos que se visten de buenas personas".

Esta no es la primera vez que Chilpancingo se paraliza por la ausencia del transporte público. En julio del 2023, otra vez la violencia vació las calles, los negocios cerraron, las escuelas suspendieron clases. El terror se instaló en la capital de Guerrero.

En esa ocasión del 8 de julio al 18 de agosto fueron asesinados por lo menos 16 choferes de rutas locales y foráneas. A seis los quemaron dentro de sus unidades.

En 2023, la crisis comenzó después de que la alcaldesa, la morenista Norma Otilia Hernández Martínez, apareció en videos sosteniendo una reunión con el presunto líder de la organización criminal, Los Ardillos, Celso Ortega Jiménez.

Pero esa vez tampoco fue la primera vez, en 2022 también la ciudad se paralizó. Esa vez suspendió el servicio del transporte público, hubo ataques, pero la cacería fue contra distribuidores, repartidores y vendedores de pollo. Nueve en total fueron asesinados en una semana.

En esos días el pollo desapareció, fue casi imposible conseguir una pieza y cuándo volvió lo hizo a un precio alto.