Anuncios

México y su problema con los futbolistas: les dan todo muy pronto, se conforman y pierden hambre de triunfo

México tiene un problema en su proceso formativo y no es tan fácil de ver. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
México tiene un problema en su proceso formativo y no es tan fácil de ver. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

Andrés Lillini ha sido sincero sobre el problema que afrontan los futbolistas en México: tenerlo todo muy pronto, incluso antes de ser profesionales. El exentrenador de Pumas, que ahora funge como director de selecciones nacionales juveniles, dio una entrevista a Yosgart Gutiérrez en la que habló sobre la organización del futbol base en este país. Lillini ha tenido amplia experiencia en el sector formativo tanto en Argentina, su país, como en Rusia.

Paradójicamente, en el futbol, contar con todas las herramientas necesarias puede tener un efecto contraproducente. "En México desde temprana edad las estructuras son increíbles. Todo lo que rodea al futbolista en la formación es óptimo. Acá los clubes tienen estructuras que si vas a Europa, difícilmente las encuentras. En Sudamérica, aunque han mejorado las cosas, no la vas a encontrar. Desde las canchas, los balones, los materiales de trabajo, la ropa. Allá, en Argentina, un segundo equipo de un club muy importante, por no decir el nombre, viaja 14 horas en autobús. Acá los clubes son muy generosos en la formación del futbolista", expresó.

Lillini aclaró que no está en contra del apoyo, y que tampoco vale anclarse a los tiempos de antes, pero esulta fundamental hacer ver a los jugadores la dimensión que están ocupando.

"Hay que buscar la manera de cambiar esa competencia: 'me voy a poner esa playera sólo cuando juegue en la primera división'. No te digo que hay que llevarlos al extremo de que no se les den las cosas, pero sí hacerles valorizar lo que es primera división. El antes ya pasó, la vida va cambiando y nos tenemos que acostumbrar a lo que los chicos son. Han crecido físicamente, son más gruesos. La alimentación se va mejorando. Tenemos que descubrir esa manera de decirles: 'Te tiene que picar el hambre para llegar'. Allá arriba es sólo para algunos".

Y también fue autocrítico al hablar de las quejas que hay por no darle oportunidades a los jóvenes, las cuales pueden ser hechas por quienes trabajan en el sector formativo y con reproche a los entrenadores de primera división: "Le echamos la culpa a los clubes, a los entrenadores de que no ponen juveniles, pero es un mensaje conformista de nosotros (los que trabajamos en fuerzas básicas). Cuando tenés buenos jugadores, los equipos los ponen".

Es potente la idea que ha expresado Lillini. En Sudamérica y Europa no existen las herramientas que sí hay en México al momento de formar a los jugadores. Y, como él mismo lo destacó, no se trata de negar esas oportunidades y de que sufran sólo porque sí, pero debe encontrarse el equilibrio necesario para que los jugadores tengan la ambición por avanzar sin creer que ya lo han conseguido todo. Y eso que se está hablando únicamente del sector formativo. Otro asunto sería tocar el tema de los jugadores ya profesionales, que también ha sido criticado en otros momentos.

Por ejemplo, Emmanuel Hachita Ludueña, que jugó durante doce años en México, fue muy severo al respecto: “El jugador mexicano es conformista, tiene dos pesos en la bolsa, un carro y ya siente que lo tiene todo. Al jugador mexicano le falta ambición, por eso muchos prefieren quedarse en la Liga y no salen. Nosotros como extranjeros no tenemos la culpa que en México no se trabaje bien en las fuerzas básicas (que se conformen con poco y luego un extranjero venga a quitarles el sitio)", dijo el argentino en una conferencia de prensa en 2016.

El debate puede ser muy amplio, pero justamente Lillini tendrá que encontrar el método ideal ahora que está a cargo del futbol formativo en las selecciones de México. Ha detectado un problema importante, que viene gestándose durante muchos años, y que requerirá una solución para que el panorama cambie y no sólo se quede en el diagnóstico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Qué es el necroturismo y por qué a la gente le gusta hacer este tipo de actividad