Anuncios

Memes, críticas y un “carpetazo”: lo que dejó la entrevista de Tucker Carlson con Vladimir Putin

El presidente ruso Vladimir Putin durante una entrevista con el expresentador de Fox News, Tucker Carlson, en el Kremlin en Moscú
El presidente ruso Vladimir Putin durante una entrevista con el expresentador de Fox News, Tucker Carlson, en el Kremlin en Moscú - Créditos: @Gavriil Grigorov

WASHINGTON.- Uno de los memes que circularon en las redes sociales luego de la entrevista de Tucker Carlson con Vladimir Putin en el Kremlin mostró una foto de ambos con una línea de diálogo inventada para cada uno. “Señor Putin, ¿por qué invadió Ucrania?”, se lee debajo de Carlson. “Hace cuatro millones de años, la Tierra estaba en su fase enfriamiento”, responde Putin.

Ese ida y vuelta inventado y sarcástico toca la primera pregunta de la entrevista de dos horas de Carlson a Putin en el Kremlin. Putin responde a la primera pregunta de Carlson con una lección de historia de casi media hora, en la cual da a entender que, a su juicio, Rusia tiene derecho a anexar territorio ucraniano. Carlson intenta interrumpirlo, pero Putin lo ignora y sigue. Y repite su relato: “Ucrania es un estado artificial que se formó a la voluntad de Stalin”.

Las bromas filosas fueron una de las reacciones que cosechó la entrevista, y el blanco no fue solo Putin, sino también el propio Carlson. El controvertido comentarista, venerado por la ultraderecha y repudiado al máximo por el progresismo, gozó de un notable nivel de acceso –la charla duró dos horas– a Putin, quien se ha negado a conceder entrevistas a periodistas occidentales. Carlson fue el primer norteamericano que se sentó para una entrevista con Putin desde la invasión de Rusia a Ucrania. Y, como muchos esperaban, lejos de desafiarlo o de incomodarlo, Carlson brindó una plataforma para que Putin desplegara su relato y se explayara sin rendir cuentas sobre los crímenes de guerra cometidos en Ucrania, la invasión ilegal a un país soberano, la falta de libertades y derechos humanos en Rusia, o la represión a sus rivales políticos.

Vladimir Putin, hablando durante una entrevista con Tucker Carlson
Vladimir Putin, hablando durante una entrevista con Tucker Carlson - Créditos: @-

Putin sí usó la entrevista con Carlson para enviar varios mensajes a Occidente, y, en particular, a Estados Unidos. Descartó invadir Lituania, Polonia o cualquier otro país de la OTAN, al indicar que esa posibilidad “está absolutamente fuera de discusión”. Dejó abierta la puerta a un acuerdo con Occidente, y dejó en claro que existen canales activos, pero volvió a exigir que Estados Unidos deje de enviar armamento a Ucrania. Putin llamó a alcancar un “acuerdo” para que Rusia se quede con una parte de Ucrania. Y también dijo que se puede llegar a un acuerdo para liberar al periodista del diario The Wall Street Journal, Evan Gershkovich, a quién Putin acusó, falsamente, de ser un espía. “Los servicios especiales están en contacto. Están hablando... Creo que se puede llegar a un acuerdo”, afirmó.

Esa declaración de Putin sobre Gershkovich provocó una respuesta del Journal, que se mostró animado por la posibilidad de una eventual liberación de su corresponsal en Moscú. “Evan es un periodista, y el periodismo no es un crimen. Cualquier retrato contrario es total ficción. Evan fue arrestado injustamente y ha sido detenido injustamente por Rusia por casi un año por hacer su trabajo, y nosotros continuamos demandando su liberación inmediata”, dijo el periódico.

Durante la entrevista, el momento más incómodo fue cuando Putin le recordó a Carlson que él intentó unirse a la CIA en su juventud y no lo logró, un dato que no era conocido. Como se diría en la Argentina, un “carpetazo”. “Tal vez deberíamos agradecer a Dios que no te dejaron entrar”, le dijo el presidente ruso, ante la mirada impávida del periodista.

La entrevista había tenido más de 130 millones de visualizaciones en la red social X, antes llamada Twitter, esta tarde y su contenido generó titulares en los portales de los medios norteamericanos. Pero la muy anticipada charla de Carlson con Putin terminó eclipsada por el discurso de Biden en la Casa Blanca en el cual el presidente respondió a los cuestionamientos a su agudeza mental plasmados en un informe del Departamento de Justicia. La reacción de Biden fue la historia más importante del prime time en Estados Unidos, y dominó la cobertura mediática este viernes, y terminó por relegar la entrevista de Carlson, quien meses atrás viajó a la Argentina para entrevistar a Javier Milei.

Al final, la entrevista pareció cosechar más reacciones sobre Carlson que sobre Putin, quien ofreció respuestas y definiciones que dejaron escasas novedades. Pero el notable acceso del que gozó Carlson y la manera en la cual llevó la entrevista sí generaron varias reacciones.

El presidente ruso Vladimir Putin hace gestos mientras habla durante una entrevista con el expresentador de Fox News Tucker Carlson
El presidente ruso Vladimir Putin hace gestos mientras habla durante una entrevista con el expresentador de Fox News Tucker Carlson - Créditos: @Gavriil Grigorov

“Putin, en una entrevista incoherente, apenas deja que Tucker Carlson diga una palabra”, fue el título del Washington Post sobre la charla. “Al final de la conversación, quedó claro que Putin no tenía intención de poner fin a su brutal guerra contra Ucrania. Pero Carlson, que fue despedido de Fox el año pasado, parecía dispuesto a rendirse”, fue una las frases de ese resumen. La agencia de noticias AP dijo que Putin “usó la entrevista con Tucker Carlson” para insistir con su relato sobre Ucrania. “Durante más de dos horas, Putin, en gran medida sin ser desafiado, colmó a Carlson de historia rusa y punteos del Kremlin”, relató la crónica de la agencia.