Anuncios

Meloni pide a Orban un trato digno para italiana encadenada de pies y manos en Budapest

Roma, 1 feb (EFE).- La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, ha pedido a su homólogo húngaro, Viktor Orbán, que garantice "un trato digno " y "un proceso justo" para Ilaria Salis, la italiana presa en Hungría cuyo caso ha conmocionado el país después de que fuera llevada ante el tribunal en Budapest encadenada de pies y manos.

"He hablado con el primer ministro húngaro como hablaría sobre cualquier italiano preso para garantizar que nuestros compatriotas tengan un trato digno, de respeto, un proceso justo" y "también rápido porque me ha impresionado saber que la próxima audiencia será en mayo", dijo al término de la cumbre europea en Bruselas.

Sobre la posibilidad de que Salis sea trasladada a Italia, la líder ultraderechista explicó que "el tema de una eventual detención en Italia se sabrá conforme avance el proceso" y resaltó que "en Hungría existe autonomía judicial y el gobierno no entra en el proceso".

El caso de Salis, una activista antifascista que lleva un año detenida en Hungría por agredir a dos militantes neonazis, ha causado un gran impacto en Italia, después de que se hicieran virales las imágenes de la joven encadenada de pies y manos al ser trasladada ante el tribunal que la juzga en Budapest.

Hoy el padre de la joven anunció hoy que va a demandar al vicepresidente del Gobierno y líder de la Liga, Matteo Salvini, por difamar a su hija, además de a dos periodistas de la televisión Mediaset.

El líder ultraderechista y su formación llevan varios días realizando declaraciones contra la joven, como la que se refiere a su implicación en un asalto a una caseta de la Liga en Monza en 2017 por miembros de un centro social a un puesto de la Liga, unos hechos por los que Salis ya fue absuelta.

"¿Salis? Es absurdo que sea profesora. Si fuera mi hija no estaría contento. Debe ser juzgada en Budapest" y, aunque "no es aceptable que vaya encadenada al tribunal", "¿le parece normal que una profesora vaya por Europa pegando a la gente?", dijo Salvini este miércoles en unas declaraciones al diario Repubblica, incendiando la polémica.

El líder ultraderechista ha rebajado hoy su tono, al asegurar que "como padre" comprende "la ansiedad" del progenitor de la detenida, pero ha puesto de nuevo en duda su capacidad de enseñar.

"Es correcto que el gobierno se comprometa plenamente a protegerla a la chica", pero "reitero que Ilaria Salis fue detenida con una porra y en compañía de un extremista: si es condenada por violencia, en mi opinión, la oportunidad de que entre en las aulas para educar a los niños es nula", ha dicho en un comunicado.

El impacto causado por las imágenes de la joven encadenada ha llevado al otro vicepresidente del Gobierno y ministro de Exteriores, Antonio Tajani, a comparecer de forma urgente en el Parlamento el próximo 8 de febrero para explicar la situación.

(c) Agencia EFE