Anuncios

Meghan Markle vuelve a Instagram para presentar su nueva marca de productos de cocina

Washington, 14 mar (EFE).- La duquesa de Sussex, Meghan Markle, volvió este jueves a Instagram para presentar el proyecto 'American Riviera Orchard', su nueva marca que tiene previsto vender productos de cocina desde vajillas y copas a jaleas y mermeladas.

La imagen del perfil en esta red social del negocio -que también cuenta con página web- es un logotipo que incluye la palabra 'Montecito', el barrio de Santa Bárbara (California) donde reside Markle, y en la biografía se puede leer "Por Meghan, la duquesa de Sussex. Fundada en 2024".

De hecho, se especula que el nombre de la marca se relaciona con dicha ciudad californiana donde vive con su marido, el príncipe Enrique de Inglaterra, y sus dos hijos, ya que Santa Bárbara es conocida como la 'Riviera estadounidense' por su clima y paisaje.

La primera historia de Instagram del nuevo perfil muestra a la actriz californiana recogiendo flores y cocinando con la canción 'I Wish You Love', de Nancy Wilson, de fondo.

Con esta aparición, el matrimonio acabó con su silencio en redes sociales desde 2020, cuando actualizaron por última vez la página @SussexRoyal justo después de retirarse como miembros activos de la familia real británica.

Sobre su inactividad en redes, Markle explicó en la edición de 2020 de las conferencias Fortune Most Powerful Women Next Gen Summit que por su "propia preservación" tomó la decisión personal de no tener ninguna cuenta y que le resultó "útil".

Ahora su regreso coincide con la tormenta mediática sobre la monarquía de Reino Unido, suscitada por la polémica por una foto retocada que la princesa de Gales, Catalina, publicó en su cuenta de X en motivo del Día de la Madre.

Ella misma confesó que había modificado la imagen, a la vez que continúan los interrogantes sobre la naturaleza de unas dolencias por las que se sometió a una operación de una cirugía abdominal el 16 de enero.

La familia real trató de restar importancia al episodio, pero este socava la credibilidad de los mensajes del Palacio de Kensington cuando, además, el rey Carlos III está de baja por un tratamiento oncológico y el príncipe Guillermo limitó sus funciones.

(c) Agencia EFE