Anuncios

Mauricio Pochettino, ante los abucheos de los hinchas que quieren que se vaya, pidió disculpas por la dura derrota de Chelsea

Preocupado, Pochettino se tapa el rostro durante la derrota de Chelsea ante Wolverhampton
Preocupado, Pochettino se tapa el rostro durante la derrota de Chelsea ante Wolverhampton - Créditos: @BEN STANSALL

Dos derrotas en cuatro días y los ocho goles recibidos empezaron a colmar la paciencia de los hinchas de Chelsea con Mauricio Pochettino. El malestar es evidente, ya sobrepasa los murmullos, y se hace grito de protesta. Fueron varios, en Stamford Brigde y en las redes sociales, los que pidieron la destitución del entrenador argentino tras la derrota por 4-2 ante Wolverhampton, por la 23a fecha de la Premier League, en la que el equipo londinense cayó al undécimo puesto.

“No hay manera de que Poch vuelva de esto. Ha perdido el apoyo de la mayoría de la afición hasta el punto de que ya no tiene remedio. Cuanto antes se vaya, mejor. Es demasiado tóxico, y es mejor que se lo separe”, fue un posteo en X que cosechó muchos likes. “Es muy simple, Pochettino tiene que irse, sin estilo de juego, identidad, gestión del juego, los mismos errores una y otra vez y se ha vuelto completamente plano. Esto no es el Chelsea Football Club. Su nivel y su capacidad son demasiado bajos”, escribió Felix Johnston en la red social. “Poch es tan blando que no me extraña que no seamos un equipo serio. Que se vaya y traigan a alguien serio. No vamos a ninguna parte con este tipo”, fue otro de los cuestionamientos.

Lo más destacado de Chelsea 2 -Wolverhampton 4

Pochettino, abucheado al final del primer tiempo y en el final del partido, no pone excusas ni oculta el mal momento: “Por supuesto que entiendo el sentimiento del hincha. Somos el Chelsea, y tenemos que aceptar que ellos quieren ganar. Quieren lo mejor. Sí, se sienten decepcionados, pido disculpas de parte del equipo. Ha sido una tarde dura, dura para todos. Para los jugadores, para nosotros, para los aficionados. Sentimos la presión y, en este momento, no estamos a la altura de la historia del club, eso es cierto. Tenemos que aceptarlo y ser críticos. No nos rendiremos”.

El último miércoles, Chelsea había padecido con Liverpool, que lo goleó 4-1. Este domingo, se puso en ventaja a los 19 minutos, con un gol de Cole Palmer, uno de los pocos que mantiene un nivel destacado. No es el caso de Enzo Fernández, que en el puesto de interior izquierdo trajina la cancha sin ser influyente; el volante argentino transmite una sensación de ansiedad e impotencia, con la mochila de haber sido hace un año un refuerzo que costó 121 millones de euros.

Remata Enzo Fernández tras superar la marca de Joao Gomes; el volante argentino sufre por el mal momento de Chelsea
Remata Enzo Fernández tras superar la marca de Joao Gomes; el volante argentino sufre por el mal momento de Chelsea - Créditos: @BEN STANSALL

Wolverhampton empató enseguida, por intermedio del brasileño Matheus Cunha, autor de un hat-trick. El otro tanto visitante fue de Axel Disasi, en contra. El francés integra con Thiago Silva una zaga central que es un tembladeral. “Lo lamento porque creo que empezamos bien el partido, marcando el gol, y luego cometimos algunos errores que no te puedes permitir en la Premier League. Estoy muy decepcionado por la forma en que no controlamos los nervios y la tensión del partido”, agregó Pochettino.

Tras una racha de resultados muy positiva desde Navidad, Pochettino vuelve a estar en el ojo de la tormenta. No es la primera vez que los seguidores del club se sienten así en los últimos siete meses. A principios de diciembre, tras las derrotas ante el Everton y el Manchester United, el club salió en defensa del argentino, afirmando que su puesto no corría peligro inmediato. Desde entonces, el Chelsea había mejorado su racha, con siete triunfos en los 10 partidos anteriores a los de esta semana.

Pochettino fue abucheado al final del primer tiempo y del partido
Pochettino fue abucheado al final del primer tiempo y del partido - Créditos: @Ian Walton

Tras una inversión de 1078 millones de euros en refuerzos en el último año y medio, Chelsea no contrató a nadie en el reciente mercado de invierno. Cedió a última hora al centro-delantero Armando Broja y la única incorporación fue el regreso del italiano Cesare Casadei, cedido a Leicester. A Pochettino aún le quedan 18 meses de contrato, con opción a un año más, pero cada vez son más los que creen que debería ser destituido.

Las copas nacionales son por ahora el salvavidas de Pochettino. Chelsea disputará la final de la Copa de la Liga (Carabao Cup) ante Liverpool, el 25 de febrero, en Wembley. Y el próximo miércoles enfrentará al Aston Villa de Dibu Martínez, tras el 0-0 de la ida, por 16os de final de la FA Cup. Pero, al menos en la Premier League, el margen de error y la tolerancia se achicaron demasiado para el entrenador argentino.