Anuncios

Matan a precandidato de Morena a la alcaldía de Acatzingo

PUEBLA, Pue., marzo 23 (EL UNIVERSAL).- El precandidato morenista a la alcaldía de Acatzingo, Puebla, Jaime González Pérez, fue asesinado a tiros.

Los hechos ocurrieron la tarde de este sábado 23 de marzo en el lote de venta de autos del aspirante morenista, ubicado en la cabecera municipal de Acatzingo.

De acuerdo con testigos, dos sujetos a bordo de una motocicleta atacaron a tiros al político quien murió en el lugar.

Durante el ataque, según informes policiales, el político viajaba junto con dos de sus hijos de siete y nueve años, uno de los cuales quedó herido.

El gobernador, Sergio Salomón Céspedes, de extracción morenista, condenó el ataque en contra de Jaime Pérez González.

"Me uno al llamado de justicia por este artero homicidio e insto a la @FiscaliaPuebla a que se esclarezca el móvil y se lleve ante la justicia a los responsables", escribió en su cuenta de X, antes Twitter.

El mandatario dijo que desde el Gobierno de Puebla colaborarán en las pesquisas y sostienen acción coordinada con las dependencias de seguridad municipales, estatales y federales.

"A su familia y amigos, muestro mi más sentido pésame. Les acompañamos en su pena. Estamos pendientes de lo que sucede en Acatzingo, no están solos", manifestó.

El municipio de Acatzingo, junto con Tepeaca, Quecholac Palmar de Bravo, Tecamachalco y Acajete, forma parte del llamado Triángulo Rojo del huachicol, con altos niveles de violencia.

El año pasado, Puebla se ubicó en el ranking de los 10 estados con más casos de crímenes violentos o atroces, según reportó la organización civil Causa en Común.

La asociación civil destacó que en el estado de Puebla, el hecho de mayor incidencia fue la tortura.

En el estudio denominado "Galería del Horror, atrocidades y eventos de alto impacto 2023"elaborado por la organización, arrojó que Puebla se posicionó en el séptimo lugar en el nivel nacional con un total de 297 atrocidades y un total de 133 víctimas.

En ese sentido, la atrocidad con mayor incidencia durante el año pasado fue el delito de tortura con 73 casos; seguido del delito de asesinato de mujeres con crueldad extrema con 39 casos, y el de violación agravada con 36 casos.