Anuncios

Mariano Rivera se luce en el Estadio Harp Helú

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 24 (EL UNIVERSAL).- "Sabía que los Yankees iban a estar y tenía que estar aquí". Mariano Rivera, el mítico cerrador de la novena neoyorquina, acompañó a los Bombarderos del Bronx para la serie ante los Diablos Rojos del México.

Sin esconder su emoción, Rivera aseguró que se siente "contento y agradecido. El estadio hermoso, los fanáticos, el clubhouse, todo".

El primer pelotero inducido al Salón de la Fama de manera unánime puede presumir en sus vitrinas cinco anillos de Serie Mundial y tres llamados al Juego de las Estrellas de la MLB.

Yankees y Diablos protagonizarán una serie en la Ciudad de México 56 años después de que lo hicieran por primera vez en el Parque del Seguro Social en marzo de 1968.