Anuncios

Mar del Plata: una nutricionista estaba de vacaciones, fue a una fiesta electrónica y, pocas horas después, murió

Florencia Yturrioz tenían 26 años
Florencia Yturrioz tenían 26 años

MAR DEL PLATA.- El primer informe forense anticipa una sobredosis. El dato contrasta con el perfil de la víctima, una joven profesional de la salud de 26 años y oriunda de La Plata, reconocida en su entorno por una vida sana. Su fallecimiento ocurrió el domingo pasado, después de una fiesta electrónica en compañía de amigos, y derivó en una investigación judicial para determinar en qué contexto se dio ese consumo y si existió responsabilidad de terceros.

“Averiguación de causales de muerte” es por el momento la carátula del expediente que busca desentrañar dónde y con quiénes estuvo Florencia Yturrioz durante la madrugada del domingo pasado y horas de la mañana previas a su traslado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde fuentes del establecimiento aseguraron que ingresó en la sala de Guardia “con convulsiones”.

Nutricionista y con estudio de la carrera de Educación Física, se desempeñaba en la capital bonaerense, donde residía y tenía a sus pacientes, además de extender sus servicios y recomendaciones de alimentación cuidada desde una activa cuenta en Instagram.

Constatado la muerte se dio intervención a la fiscalía de turno, a cargo de Fernando Berlingeri, que ordenó la realización de autopsia. El informe preliminar, según pudo confirmar LA NACION, da cuenta de “una sobredosis” y anticipa indicios que hacen presumir que habría consumido éxtasis.

Florencia Yturrioz tenía 26 años
Florencia Yturrioz tenía 26 años

La joven estaba de vacaciones en Mar del Plata con amigos y, según se reconstruyó de primeros testimonios de las personas que veraneaban con ella, el sábado por la noche fue a una fiesta electrónica. Luego el grupo regresó al alojamiento de zona céntrica, aparentemente sin percibir ningún comportamiento extraño.

La crisis apareció cerca del mediodía del domingo, cuando frente a esta situación, sus amigos pidieron asistencia médica. Un equipo del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME) la trasladó desde el departamento donde descansaban, en Avenida Colón y Alsina, hasta el HIGA.

En las últimas horas, en particular desde el entorno de la víctima, comenzaron a circular mensajes de dudas sobre lo ocurrido y especulaciones sobre algún tipo de intervención de alguien que pudo haberle dado de consumir drogas, en particular, metanfetaminas, en algún trago que ella bebía y sin advertir ese engaño.

En los tribunales, según pudo confirmar LA NACION, no hay hasta el momento ninguna presentación formalizada desde la familia o el entorno de Yturrioz que reclame avanzar sobre esa hipótesis.

La causa judicial sigue su curso, ahora a la espera de resultados de análisis histopatológicos que permitirían certificar qué tipo de sustancia le provocó la muerte y también tener alguna precisión mayor sobre volúmenes o cantidades ingeridas.

Esa pesquisa, a partir de estos primeros datos, buscará sumar testimonios que no solo aclaren las circunstancias que dieron origen a esta muerte, sino, en la medida de las posibilidades, detectar quién fue proveedor de esa sustancia ilegal.