Anuncios

Manuel Guerrero, mexicano liberado en Qatar, "está en lugar seguro"

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 19 (EL UNIVERSAL).- Luego de una audiencia el domingo pasado en la que se concedió al mexicano-británico Manuel Guerrero Aviña llevar su proceso en libertad tras haber sido detenido el pasado 4 de febrero en Qatar por ser gay y vivir con VIH, se informó que "está en un lugar seguro".

El Comité Manuel Guerrero indicó que se logrará que el connacional logre su libertad absoluta, tras señalar que no hay una acusación específica.

"Está en un lugar seguro, lejos de las garras de quienes le torturaron", señaló el Comité.

Enrique Guerrero, hermano de Manuel, celebró el domingo pasado la importancia de esta resolución porque estará lejos de quienes, dijo, lo sometieron a tortura y le negaron su medicamento para el VIH.

"Es un avance significativo. Es una batalla ganada. Una batalla ganada gracias a la solidaridad de la comunidad LGBT", declaró Enrique Guerrero al agradecer la solidaridad de los mexicanos y los británicos, así como de las comunidades internacionales que apoyaron el caso de su hermano.

Esta causa, agregó, dio el ejemplo de proclamar en voz alta que la orientación sexual de una persona no es un delito.

Enrique Guerrero también reconoció y agradeció los esfuerzos de la diplomacia del Reino Unido y de México por contribuir a esta "victoria".

Señaló que la causa médica de Manuel Guerrero está lejos de resolverse: "El estado de Qatar ha sido y sigue siendo negligente al proporcionarle una sola pastilla de antirretrovirales".

Confió en que el hecho de que esté en libertad provisional, ayudará a resolver y enfrentar este problema.

Por otro lado, apuntó que el proceso de investigación continúa al igual que el "proceso de criminalización e injusticia" al que ha sido sometido Manuel. Reiteró que no hay una acusación específica.

"Aún no hay cargos, seguimos en etapa de suspenso de investigación; es decir la lucha continúa, pero hoy tenemos una gran victoria, una gran victoria gracias a toda la solidaridad", destacó.

Enrique Guerrero reiteró su agradecimiento a quienes apoyaron el caso de su hermano: "Gracias por gritar junto a nosotros que ser gay no es un delito".