Anuncios

Malmo se prepara para posibles protestas durante el festival Eurovision

ESTOCOLMO, 21 mar (Reuters) - La ciudad sueca de Malmo, anfitriona del Festival de Eurovisión de este año, que se celebrará en mayo, espera a invitados y público de 80 países y se prepara para posibles disturbios durante los días del certamen, informaron el jueves las autoridades municipales.

El certamen musical anual, el mayor del mundo en su género, se presenta a sí mismo como un acontecimiento apolítico.

Sin embargo, el trasfondo político mundial suele pesar, y este año la Unión Europea de Radiodifusión, que organiza el concurso, se ha resistido a las peticiones de que se excluya a Israel debido a su ofensiva en Gaza.

"Actualmente, según la información que tenemos de nuestros socios, no hay ninguna amenaza directa para Eurovisión", dijo en rueda de prensa Per-Erik Ebbestahl, director de Seguridad de Malmo. "Dada la situación, las cosas podrían cambiar".

Los acontecimientos culturales en toda Europa se han visto afectados en los últimos meses por protestas y boicots a causa de la guerra en Gaza.

Israel modificó este mes su propuesta para Eurovisión para excluir las letras que parecían referirse al ataque de Hamás del 7 de octubre, después de que los organizadores dijeron que descalificarían a los concursantes que no mantuvieran el espíritu apolítico del evento.

La alcaldesa de Malmo, Katrin Stjernfeldt Jammeh, dijo que, aunque muchos visitarían la ciudad con motivo del concurso y las festividades relacionadas, muchos también querrían organizar protestas y expresar opiniones políticas en relación con el evento.

"Respaldamos el derecho de todas las personas a expresar sus opiniones democráticas. Pero siempre existe el riesgo de que alguien aproveche la atención para fines menos pacíficos o para provocar disturbios y peleas", dijo en rueda de prensa.

"Tengo gran confianza en la capacidad de la policía para trabajar por una ciudad segura, incluso cuando viene tanta gente diferente de visita", añadió.

El concurso se celebrará del 7 al 11 de mayo.

(Reportaje de Anna Ringstrom; Edición en español de Javier López de Lérida)