Anuncios

Madres de víctimas de feminicidio exigen justicia en la marcha del 8M

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 8 (EL UNIVERSAL).- Este 8 de marzo en México, miles de mujeres salieron a marchar para exigir un alto a la violencia, entre ellas 3 madres de víctimas de feminicidio: la señora Mariana, madre de Jaqueline Martínez; la señora Lourdes madre de Brenda Gutiérrez y Nadia Talina madre de Karen Itzel.

Un grupo de amigas y familiares acompañaron a la señora Mariana para exigir justicia por la muerte de su hija en el Estado de México.

"¡Jaqueline escucha esta es tu lucha! ¡Justicia para Jaqueline! ¡No somos una, no somos cien, pinche gobierno cuéntanos bien!", gritaron a todo pulmón.

Jaqueline Martínez salió a pasear, la última vez que la vieron fue en la estación Acatitla del Metro de la Ciudad de México hasta que el 13 de noviembre del 2022 su cuerpo fue hallado atrás del hospital materno infantil Miguel Hidalgo en Los Reyes La Paz, Edomex.

"Quiero justicia por mi hija, que la Fiscalía del Estado de México agarre a los culpables. Ella salió a pasear y no regresó", contó a EL UNIVERSAL.

A la señora Lourdes le dijeron que su hija Brenda Gutiérrez había caído de las escaleras desde el piso 13. Sin embargo, el dictamen médico indicó que fue un feminicidio y hoy marcha para conseguir justicia pues los agresores de su hija siguen libres.

"Voy a marchar por todas las que ya no están, por las que estamos aquí. Basta de violencia contra las mujeres. Soy una madre que tiene el corazón y el alma rota. Acabaron con mi proyecto de vida, con el de mi hija y el de mi familia", dijo la señora Lourdes a EL UNIVERSAL.

Este 8M para las madres víctimas de feminicidio, "un día de lucha en el pedimos que se nos respete", dijo Nadia Talina Barrales, madre de Karen Itzel, quien fue asesinada por su pareja en 2022.

Consultada al respecto, dijo que el Poder Judicial debe ser más empático con las víctimas, y que la Fiscalía sustente bien los casos y no se deje en libertad a agresores.

"Yo les pediría a las autoridades que sean más empáticas y sensibles, que hagan su trabajo", dijo.

"No nada más este día debemos ser escuchadas, somos la voz de nuestras hijas, yo no me detendré, no pararé hasta que le haga justicia a mi hija", aseguró.

Nadia comentó que en el país falta mucho para que las fiscalías estén más preparadas para atender la violencia de género.