Anuncios

Macron homenajea a las víctimas francesas del atentado de Hamas en medio de la polémica

París, 7 feb (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, encabezó este miércoles el homenaje nacional a las víctimas francesas del atentado de Hamás contra Israel del 7 de octubre, que calificó de "la mayor masacre antisemita del siglo".

El acto, cuatro meses después de la masacre que costó la vida 1.160 personas, 42 de ellas con nacionalidad francesa, ha estado envuelto en la polémica, por la asistencia de diputados del partido izquierdista La Francia Insumisa, que se habían mostrado timoratos en la condena de aquel ataque.

Pero también por las críticas de la oposición de derechas a la tardanza en hacer este homenaje.

El Elíseo justificó que se haya organizado ahora porque no se quería interferir en la liberación de los rehenes en manos de Hamás.

El homenaje, que tuvo lugar en el patio de los Inválidos, en pleno corazón de la capital, estuvo marcado por los retratos de los 42 franceses fallecidos en el atentado, portados por soldados, pero también por tres sillas vacías, que simbolizaron los tres franceses que siguen en manos del grupo terrorista palestino.

Macron aseguró que no ahorrarán ningún esfuerzo para lograr su liberación.

El presidente de Israel, Isaac Herzog, declinó la invitación que se le había hecho, oficialmente por un problema de agenda. Sí que asistieron un centenar de familiares de los fallecidos, la mayor parte llegados de Israel en un avión fletado por Francia, y que se reunieron posteriormente con Macron.

"Eran las 6 de la mañana cuando Hamás lanzó por sorpresa el ataque masivo y odioso, la mayor masacre antisemita de nuestro siglo", afirmó el presidente francés, que acusó al grupo terrorista de "pisotear el sufrimiento palestino que pretenden defender".

Al frente del país que acoge la mayor comunidad judía de Europa, afirmó que "la barbarie, que se nutre del antisemitismo y que lo propaga (...) siempre se topará frente a los que están dispuestos a morir por amor".

Macron alertó contra el peligro de "dejar que prospere el espíritu de revancha" y apeló a "la unidad de la nación" frente al incremento de los actos antisemitas registrados en su país desde hace cuatro meses.

Al homenaje asistieron responsables de todos los partidos políticos, incluidos los de La Francia Insumisa, pese a que un grupo de familiares había pedido al Elíseo que los vetara.

Como telón de fondo, las declaraciones de responsables de ese partido poniendo al mismo nivel el atentado de Hamás con el "genocidio" que denuncian del pueblo palestino en Gaza.

Estuvo ausente la diputada Daniele Obono, que se negó a considerar terrorista el ataque del 7 de octubre y consideró que Hamás es un movimiento de liberación.

El presidente eludió esa polémica y el Elíseo ha avanzado que en un futuro no precisado también habrá una ceremonia de homenaje a las víctimas francesas en Gaza, donde por ahora solo se han reconocido dos niños.

Al acto de hoy acudieron, entre otros políticos, el expresidente François Hollande, varios ex primeros ministros y buena parte del actual Gobierno.

(c) Agencia EFE