Anuncios

Mítines multitudinarios ponen fin a la campaña electoral en Indonesia

Yakarta, 10 feb (EFE).- Mítines multitudinarios pusieron fin este sábado a 75 días de campaña en Indonesia antes de las elecciones del próximo 14 de febrero en las que el polémico exgeneral Prabowo Subianto parte como favorito en la carrera hacia la presidencia.

Prabowo, acusado de presuntas violaciones de los derechos humanos durante su etapa como jefe de las fuerzas especiales (1995-1998), participó en un mitin en Yakarta junto con su aliado Gibran Rakabuming, aspirante a la vicepresidencia e hijo del presidente actual, Joko Widodo.

Ambos candidatos, que han elegido el azul como el color de su campaña, van por delante en las encuestas, aunque Prabowo necesita la mayoría absoluta de los votos para evitar una segunda ronda en junio.

Los otros candidatos presidenciales son el exgobernador de Yakarta, Anies Baswedan, y el exgobernador de Java Central Ganjar Pranowo.

El viernes, la empresa de demoscopia Indikator Politik Indonesia indicó que Prabowo sacaría el 51,8 por ciento de las papeletas, seguido de Anies con un 24,1 por ciento y Ganjar, con un 19,6 por ciento.

Unos 205 millones de indonesios están llamados a votar el próximo miércoles para elegir al presidente, el vicepresidente, 580 miembros de la Cámara Baja, 152 de la Cámara Alta, 2.372 representantes provinciales y 17.510 a nivel municipal.

Habrá más de 823.000 colegios electorales a lo largo de este archipiélago de más de 7.000 islas, que forma parte del grupo de 20 mayores economías del mundo (G20), además de ser la tercera democracia más poblada y la nación con más musulmanes en el mundo.

Prabowo, que fue yerno del dictador Suharto (1968-1998), fue expulsado del Ejército tras ser acusado de violaciones de los derechos humanos como jefe de las fuerzas especiales de Indonesia, lo que le valió la prohibición de entrar en Estados Unidos durante años.

La popularidad de Prabowo Subianto, que perdió los dos pasados comicios frente a Widodo en 2014 y 2019, también se interpreta en parte debido al impulso dado a su imagen en redes sociales, donde bailes del septuagenario se han convertido en virales y los indonesios más jóvenes califican al exgeneral de "abuelo entrañable".

Su alianza con Gibran ha sido polémica porque ha roto la tradicional neutralidad del presidente, que cuenta con un apoyo de casi el 80 por ciento de los encuestados, y también requirió un ajuste legal para que fuera posible.

La candidatura de Gibran, de 36 años, fue admitida gracias a la decisión del Tribunal Constitucional de rebajar de 40 a 35 años la edad mínima para que los candidatos puedan postularse a presidente o vicepresidente si tienen experiencia política.

El país ha visto su perfil global elevado con el mandato de Widodo, especialmente tras su aplaudido liderazgo del G20 en 2022 y sus planes de inversión en infraestructuras y el proyecto de la nueva capital, Nusantara.

Widodo no puede presentarse por ley a la reelección, pero ha expresado su apoyo de manera tácita por Prabowo y su hijo, lo que le ha valido críticas y la acusación de buscar crear una dinastía política a pesar de haber criticado en el pasado cualquier atisbo de nepotismo.

(c) Agencia EFE