Anuncios

Luca Zidane habló del futuro laboral de su padre Zinedine Zidane en el fútbol internacional

Todavía no se sabe el destino de Zinedine Zidane, que descolló como jugador y entrenador
Todavía no se sabe el destino de Zinedine Zidane, que descolló como jugador y entrenador - Créditos: @FRANCK FIFE

Luca Zidane, de 25 años, jugador de Eibar -segunda divisón de España- e hijo de Zinedine Zidane, se refirió a la posibilidad de que algún día su padre dirija al Paris Saint Germain. El arquero reconoció que ver a su padre en la entidad parisina sería difícil y poco posible. “Ver a mi padre en el PSG es un poco más complicado (risas)”, aseguró Zidane en una entrevista este miércoles en Carré, un canal de YouTube. Además, Luca aseguró que es más fácil que su padre vaya Marsella. “No es un tabú hablar de que mi padre vaya al Marsella, aunque no hablamos mucho de ello”, aseguró el segundo hijo del exjugador. Y resaltó: “En la familia somos todos aficionados del Marsella”.

Zinedine Zidane está inactivo desde 2021, tras dejar su cargo como entrenador en el Real Madrid donde ganó tres Champions League consecutivas. Debido a su exitosa carrera en el fútbol europeo, el francés siempre fue candidato a dirigir desde el banco del estadio Santiago Bernabéu, pero con la renovación de Carlo Ancelotti a fines de 2023 hasta 2026, esa posibilidad quedó descartada. Entonces, se rumoreaba que Zidane podría dirigir al PSG, pero su hijo confirmó que eso nunca sucedería. Las razones de por qué Zinedine Zidane no estaría al frente del equipo francés se vinculan debido al cariño que Zidane tiene por Olympique de Marsella, el clásico rival Paris Saint Germain. De hecho, ex mediocampista dijo abiertamente ser hincha del Olympique de Marsella. En 2021, “Zizou” afirmó: “Soy marsellés. Cuando tenía 15,16 o 17 años, iba a las tribunas a ver los partidos (Olympique de Marsella) y como soy un enamorado del fútbol me decía frecuentemente ¿Por qué no un día jugar aquí?”.

A Zidane se lo vinculó con PSG desde 2022, pero nunca llegó a concretarse algo. En aquel entonces el francés iba a reemplazar al entrenador Mauricio Pochettino, la supuesta negociación entre Zidane y los propietarios qataríes del conjunto parisino no llego a buen puerto. En lugar del técnico argentino asumió Cristophe Galtier.

PSG y Kylian Mbappé

En tanto, el capitán de la selección francesa y estrella del PSG dio una entrevista a “Envoyé Special’, un programa que se emite en France 2, en donde el jugador se mostró relajado y mostró su lado más humano. Mbappé habló del dinero que percibe actualmente, de su futuro, de su fundación y otros temas más. “Cuando tenía 12 años, también pensaba que había demasiado dinero en el fútbol. Merezco el dinero que gano. No se lo he robado a nadie. Así funciona el mundo”, dijo, destacando después que “siempre había estado convencido de que lo iba a conseguir, de que iba a convertirse en una estrella mundial”.

Uno de los momentos más interesantes de la entrevista fue cuando el futbolista habló cuando su madre, Fayza Lamari, lo llevó realizar tareas domésticas con ella cuando él realizaba prácticas. La referencia apunta a una invitación que le había hecho Real Madrid en ese mismo período. “Mi madre me llevó a sus aulas para limpiar. Eso fue una semana. Por aquel entonces, me había invitado el Real Madrid. Había hecho mis prácticas de tercer año (...) Pasé cuatro días allí. Vi todas las estrellas, todos los equipos... Y luego, ¡los tres días de limpieza!. Ahora te digo que no está mal, pero en aquel momento, no lo entendí. Pensé: “¿Qué demonios hace ella aquí? Yo estaba tranquilamente allí, ¡pero ella me ha traído aquí! Cuando eres joven, no lo entiendes”, dijo.

En una hora de la entrevista, también se refirió al Mundial de 2018 y dijo: “no lo celebró como un loco”, Después hizo referencia al Mundial de 2022, en Qatar, “fue un paso en el camino hacia la gloria”. Sobre la final perdida contra Argentina, en la que marcó un hat-trick, el crack de Bondy confesó que “hubiera preferido no marcar gol y haber ganado la final”, dijo.

Finalmente, Mbappé habló del deseo de acudir a los Juegos Olímpicos, que se disputarán en París, su ciudad natal. El capitán de la selección francesa expresó: “Si voy a los Juegos Olímpicos, estaré muy feliz. Si el club no quiere que vaya, lo entenderé”. Finalmente, la estrella del PSG habló su futuro y dijo no saber si lo renovaran o si saldrá de la capital francesa, pero prefirió no profundizar el tema.