Anuncios

Llaman a evitar que el crimen se involucre en la elección concurrente

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 18 (EL UNIVERSAL).- La Iglesia mexicana hizo un llamado para que se evite que el crimen organizado se involucre en la elección del próximo 2 de junio, por considerar que se trata de un signo inequívoco de la corrupción.

La Conferencia Mexicana del Episcopado (CEM), por medio de un video titulado "Por el bien de México, primero la democracia y el estado de derecho", dio voz a obispos de diferentes ciudades para llamar a la ciudadanía votar y reflexionar sobre la polarización social que permea en el país.

Rutilo Felipe Pozos Lorenzini, obispo de Ciudad Obregón, refirió que es inaceptable que quienes participan en la elección concurrente de este año, se asocien con los integrantes del crimen organizado.

"El peor de los escenarios, el que mayormente debemos evitar es aquel en el que el crimen organizado y otros grupos delincuenciales intervengan en el proceso electoral, en cualquier lugar y momento, la democracia electoral mezclada con la delincuencia es un binomio totalmente inaceptable, es un signo de la más deplorable corrupción que se debe evitar a toda costa, por ningún motivo se puede justificar y mucho menos entrar en complicidad", expresó.

Por su parte, Eduardo Cervantes Merino, obispo de Orizaba, lamentó la polarización social en el país, y la inseguridad en varias entidades del país, y dijo que la elección empodera a los ciudadanos para solucionar la corrupción.

"Las condiciones por las que atraviesa el país, desafortunadamente, no son las mejores, pues es evidente que desde hace tiempo nuestros problemas son muchos en materia de seguridad, desigualdad social, crecimiento económico, insuficiente empleo formal y digno, cobertura y calidad educativa y de salud, migración, polarización social y otras problemáticas. Coincidimos en que el reto mayor está en hacer valer y vivir un verdadero estado de derecho, como primer paso para superar la corrupción en nuestras carencias", dijo.

En su turno, Florencio Armando Colín, obispo de Puerto Escondido, añadió que "México necesita campañas electorales limpias y legales, austeras, que favorezcan el ejercicio del voto libre, informado y secreto, sin manipulaciones ni engaños. Deseamos una elección en la que participemos todos".

Finalmente, Óscar Armando Campos Contreras, obispo de Ciudad Guzmán, dijo que "no es tiempo de apatía, indiferencia y abstencionismo, es tiempo de participación y compromiso".