Anuncios

Lizbeth Ovalle, 'La Maga' mexicana que hacía enojar a los hombres por jugar mejor que ellos

Lizbeth Ovalle disputa un balón con Crystal Dunn en el partido entre México y EEUU de la Copa Oro Femenil.   (Harry How/USSF/Getty Images for USSF)
Lizbeth Ovalle disputa un balón con Crystal Dunn en el partido entre México y EEUU de la Copa Oro Femenil. (Harry How/USSF/Getty Images for USSF)

Lizbeth Ovalle tiene un apodo que hace justicia a su talento descomunal con el balón: La Maga. La mediocampista mexicana de 24 años hace magia en los campos del futbol nacional y también cuando representa al Tri. Así lo demostró su gol antológico, que desde ya se escribe con letras de oro, ante Estados Unidos en la Copa Oro Femenil. Fue magia en estado puro: una magistral definición de zurda para abrir el enmarcador y patentar que ganarle a la potencia mundial no es un sueño sino una posibilidad.

No basta con el talento en el futbol ni en ningún deporte. Las historias de éxito siempre están respaldadas por una gran voluntad que supo imponerse a momentos de apremio. Es así en el camino que Ovalle, que en sus comienzos tuvo que lidiar con comentarios machistas debido a una razón: no creían que una niña podía jugar mejor que un niño. Así lo contó la atacante en entrevista con el canal oficial de la Selección Mexicana hace dos meses.

"Tuve tropiezos y recibí malas actitudes. Por ejemplo, jugaba un partido y los papás de los rivales decían: 'quiébrenla, yo la pago, como te va a ganar una niña, llégale fuerte, no importa'. Ese tipo de comentarios, en algún momento, me hicieron pensar en dejar de futbol. Pensé que el futbol no era para mí. Pero habló conmigo mi papá y me dijo que yo era buena en lo que hacía y que los papás de los otros niños estaban enojados porque yo era mejor que ellos".

Ovalle, después de esa charla, tomó la decisión de seguir en el futbol y avanzar hasta donde fuera posible, ya que en ese momento no había liga profesional en México. Pero fue convocada por la selección de Aguascalientes y luego realizó una prueba en el Centro de Alto Rendimiento en la capital mexicana. Con apenas 14 años, se aventuró y sus cualidades la hicieron destacar. Llegó a las selecciones menores con las que empezó a hacerse habitual desde los 17 años, y disputó los mundiales sub-17 y sub-20. "Es una responsabilidad representar a México no sólo aquí (concentración), en su tu casa, con tus amigos. A la selección la llevo siempre", dijo en la misma entrevista, orgullosa de sus logros.

Ovalle estudia actualmente en la Facultad de Organización Deportiva de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Ha compaginado su carrera deportiva con la enseñanza superior. Y aunque, en un principio, su camino en el futbol parecía regido por el ámbito universitario, la profesionalización le llegó cuando se instauró la Liga MX Femenil en México en el 2017. El talento de Ovalle la ha convertido también en una referente de Tigres Femenil, club con el que ha salido campeona en seis ocasiones y ha marcado 97 goles.

Su técnica depurada, capacidad creativa, y llegada al área han sido bien valoradas en el exterior pues ha tenido ofertas de Europa. "La verdad sí he tenido ofertas, no te voy a decir los equipos, pero sí he tenido ofertas. Si yo no me he querido ir es porque amo el club. Estoy contenta con Tigres, con la ciudad, por todo lo que me han dado, por todo lo que he dado. Sin embargo, sí es un sueño emigrar algún día, no sé qué día, no sé si me voy a ir por un año, dos años, si me vaya una temporada y regrese", contó en entrevista a TUDN.

Ovalle vive un sueño y su golazo a Estados Unidos la ratificó como la figura que es en el futbol mexicano y más allá de estas latitudes. Juega a un nivel altísimo que supo cultivar al paso de los años, con dedicación y constancia, a pesar de las críticas de aquellos que no soportaban ver a una mujer superando a hombres en el futbol.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La zona de México donde se vivía con miedo y cambió gracias al mural más grande del mundo