Anuncios

Lionel Messi habló de todo: la posibilidad de jugar el próximo Mundial, el Topo Gigio a Van Gaal y cómo lo quieren los argentinos

Lionel Messi le dedica su gol a Louis Van Gaal, entrenador de Países Bajos; hoy se arrepiente de ese gesto
Lionel Messi le dedica su gol a Louis Van Gaal, entrenador de Países Bajos; hoy se arrepiente de ese gesto - Créditos: @Ricardo Mazalan

Falta poco para que se cumpla un año de la gesta de Qatar y la llama no termina de apagarse. En la mirada de todos los argentinos sigue reflejada la imagen de Lionel Messi levantando la tercera Copa del Mundo para nuestro país. Por eso, cada vez que alguno de los héroes de 2022 rompe el silencio para recordar lo que pasó, siempre hay material nuevo, detalles que no se conocían y anécdotas que vale la pena volver a escuchar. En este caso, el gran capitán de la selección fue protagonista de una serie de entrevistas de Star+. Sí, Lionel Messi revivió todo lo que ocurrió en aquel Mundial inolvidable y dejó frases picantes sobre todo lo que ocurrió y también una mirada sobre su futuro. A continuación, lo más saliente:

  • Las críticas del pasado y la redención del presente: “La pasé mal yo, mi familia, la gente que me quiere. Se fue muy injusto con esa camada y dijeron de todo de mí. No soy rencorosoEs un como un triunfo para mí haber cambiado esa situación y ganarme toda la gente de Argentina. Hoy el 95 o el 100 por ciento de los argentinos me quiere y eso es una hermosura”.

  • Un logro irrepetible: “Si se tenía que hacer una película, nadie lo hubiera pensado tan así. Que se dé como se dio después de todo lo que había pasado, las desilusiones en Copa América y Mundiales, fue extraordinario, impresionante”.

  • El presente en la selección: “Mientras me sienta que estoy bien y puedo seguir aportando, lo voy a hacer. Hoy en lo único que pienso es llegar bien a la Copa América y poder disputarla. Pelearla otra vez como hicimos siempre, tratar de ser campeones”.

  • El Mundial que viene: “El tiempo dirá si estoy o no. Voy a llegar con una edad (39 años) que normalmente no me dé para jugar el Mundial. Dije que creo que no voy a estar. Parecía que después del Mundial me retiraba y todo lo contrario. Ahora quiero estar más que nunca. Después de sufrir tantos años, hoy que vivimos un momento especial que no había vivido nunca, quiero disfrutarlo al máximo. Me siento bien dentro del grupo, que es muy unido, muy sano, que disfruta de estar junto. Quiero aprovechar todo eso, sin pensar a dos o tres años, que en el fútbol es muchísimo. No pienso en el Mundial y tampoco digo ciento por ciento que no voy a estar porque puede pasar de todo. Por edad lo más normal es que no esté. Después se verá hasta dónde. Quizás nos va bien en la Copa América y se da todo para que sigamos. Capaz que no. Siendo realista es difícil”.

  • La discusión con Lewandoski: “Me habia molestado su declaración porque cuando gané el Balón de Oro y dije lo que dije, lo sentí de verdad. Y que él hable de la manera que habló, me molestó. Después nos cruzamos, hablamos y quedamos en que fue un malentendido. Lo volví a gambetear porque era él. Estaba molesto, creí que no correspondía lo que dijo. Estaba caliente. Después fue a Barcelona, hablamos muchas cosas del club, de la ciudad y quedó todo bien”.

  • El Topo Gigio a Van Gaal: “No jugué caliente. Fue un poco lo que pasó con Lewandowski. Me molesta cuando se habla fuera de la cancha y se falta al respeto al rival. Yo nunca fui así. Dentro de la cancha pueden pasar un millón de cosas y queda ahí. Antes del partido, querer calentarlo y faltar el respeto no lo hice nunca y no me gusta que lo hagan conmigo. Creo que (Van Gaal) lo hizo un poco a propósito, el arquero también había hablado. Esas cosas a mí no me gustan. El Topo Gigio me nació ahí y me arrepentí automáticamente. Apenas lo hice dije ‘qué pelotudo, qué tengo que hacer... Lo único que falta es que no ganemos’. Suelen pasar esas cosas”.

  • La Copa del Mundo: “Por las dudas cuando entré a la cancha no miré la Copa. Dicen que no hay que mirarla ni tocarla, y yo por las dudas no hice ninguna”.

  • El regreso al país: “Cuando bajamos del avión me imaginaba más gente. Solo había periodistas, cámaras, fotógrafos. Era muy tarde y estaban todos afuera del aeropuerto. Cuando salimos de la terminal fue impresionante. Llegamos a las 3, 4 de la mañana. Con el cambio de horario no dormí mucho. A las 6 y pico puse la tele y estaba el Obelisco lleno, gente por todos lados. Ahí nos empezaron a llegar noticias sobre a dónde íbamos a ir. Se decía que estaba la opción de ir a la Casa Rosada en helicóptero. Hasta que se decidió salir, estaba todo armado para llegar al Obelisco. Arrancamos con el colectivo y fue una locura. A la vuelta, cuando ya se cortó, no quedaba otra que volver en helicóptero”.

  • Ser campeón del mundo: “Me cambió en la tranquilidad que en el trabajo pude conseguir todo. Llegar a lograr lo que soñé como jugador y que no me quedó nada por hacer. Ese es el mayor placer. Como cuando uno consigue el objetivo en cualquier rubro. Orgulloso y satisfecho de haber hecho el trabajo”.

  • Sobre su ida a la MLS: “Lo dije varias veces y es una realidad: intentaré competir siempre al máximo y soy el primero en saber cuándo puedo estar y cuándo no. Soy consciente también de que me fui a una liga menor, pero pasa mucho por lo personal y la manera de afrontarlo y de competir de uno”.