Anuncios

Lionel Messi ya se empezó a retirar de los grandes premios, pero el mundo del fútbol lo sigue eligiendo

Thierry Henry, uno de los conductores de la ceremonia en Londres, con el trofeo The Best que ganó el ausente Messi
Thierry Henry, uno de los conductores de la ceremonia en Londres, con el trofeo The Best que ganó el ausente Messi - Créditos: @Kirsty Wigglesworth

Venía siendo la noche de Manchester City en la gala de la FIFA celebrada en Londres. Pep Guardiola se llevó el premio a mejor entrenador y Ederson, al del arquero. Reconocimientos estrechamente relacionados con el gran 2023 de un equipo que obtuvo el triplete (Champions League, Premier League y FA Cup). El broche, el plato fuerte del anuncio del The Best al mejor futbolista en el auditorio Hammersmith Apollo, parecía reservado para Erling Haaland, goleador de la Champions League. Una suposición lógica.

Lionel Messi había quedado en la terna, junto al noruego y Kylian Mbappé, pero su 2023 no fue tan fulgurante como para imaginar que se llevaría otro premio, tal que fuera un mandato inevitable. Con cierta sorpresa, y algún gesto de incredulidad entre los asistentes, como el de Guardiola, se anunció que el trofeo iba a manos de Messi.

En realidad, todavía no está en su poder, ya que el rosarino se quedó en Miami, priorizando la pretemporada que realiza con Inter para encarar el año con una buena base física.

Camino a los 37 años, Messi acumuló el tercer The Best (2019 y 2022 fueron los otros) y los junta con los ocho Balones de Oro de France Football. Ya tiene un equipo completo entre las dos distinciones individuales principales. Todo en la vida de Messi es en clave futbolística.

Un rápido vistazo al 2023 de Messi lo muestra en uno de sus años futbolísticos más terrenales. Un primer semestre en Paris Saint Germain, donde terminó de romper la relación con el club y los hinchas, mientras entre su desgano filtró algunos chispazos para la obtención de la Ligue 1, un trámite burocrático desde hace más de una década para los parisinos. La segunda mitad del año lo tuvo ya más contento con su desembarco en Inter Miami, donde consiguió un impacto inmediato con la conquista de la Leagues Cup, y después se quedó sin resto físico para rescatar al equipo de los últimos puestos de la MLS y llevarlo a los play-offs.

Messi patea tantos tableros que hizo realidad que un futbolista de una liga alejada de la elite como la norteamericana se ponga por encima de la flor y nata de Europa.

Mientras era premiado en Londres, Messi continuaba con la pretemporada en Inter Miami
Mientras era premiado en Londres, Messi continuaba con la pretemporada en Inter Miami - Créditos: @MEGAN BRIGGS

Messi gana premios hasta cuando empata. Siendo inesperada su designación, para entenderla un poco hay que aclarar que no arrasó en la votación. Igualó en el primer puesto con Haaland (ambos con 48 puntos) y el desempate, de acuerdo con el artículo 12 de la reglamentación de la premiación, se produjo por los sufragios de los capitanes de los seleccionados nacionales.

Los ganadores surgen por la votación de cuatro estamentos: capitanes, directores técnicos de seleccionados, prensa (un representante por cada país) e hinchas. Cada rubro vota una terna, con cinco puntos para el elegido en el primer lugar, tres para el segundo y uno para el tercero.

Messi se impuso a Haaland y Mbappé entre los elegidos por los capitanes y los hinchas. Tuvo la venia de sus colegas y de la incondicionalidad que despierta en la audiencia global. El noruego quedó en lo más alto gracias a la prensa y los entrenadores. Algunos de los capitanes que se inclinaron por Messi en el primer puesto y terminaron siendo decisivos para que fuera consagrado son Radamel Falcao, Luka Modric, Enner Valencia, Mohamed Salah, Harry Kane, Kylian Mbappé, Gianluigi Donnarumma, Heung Min Son, Memo Ochoa, Virgil Van Dijk, Gustavo Gómez, Paolo Guerrero, Robert Lewandowski, Federico Valverde y Tomás Rincón.

Como portador de la cinta del seleccionado argentino, Messi votó en primer lugar por Haaland, seguido por Mbappé y Julián Álvarez (quedó en séptimo lugar, con 21 puntos). Mbappé, capitán de Francia, dio su preferencia, en este orden, por Messi, Haaland y De Bruyne. Cabe recordar que Mbappé fue el goleador de la Ligue 1 que obtuvo con Leo; convirtió 29 tantos, mientras que el rosarino contribuyó con 16.

A Haaland no le alcanzó ser goleador de la Champions League y ganar el triplete con Manchester City para sumar más votos que Messi
A Haaland no le alcanzó ser goleador de la Champions League y ganar el triplete con Manchester City para sumar más votos que Messi - Créditos: @Dave Thompson

El capitán de Noruega, Martin Odergaard, se inclinó por Haaland, Messi y Mbappé. Lionel Scaloni excluyó a Haaland y armó un podio con Messi, Álvarez y Mbappé.

En la consideración también entra lo que cada jugador hizo con su seleccionado durante 2023. Messi disputó ocho cotejos (tres amistosos y cinco por las eliminatorias), con ocho goles y el primer puesto en la clasificación al Mundial 2026. Haaland marcó seis goles que no alcanzaron para que Noruega se hiciera un lugar en la Eurocopa que este año se disputará en Alemania.

La ceremonia quedó un tanto deslucida por la ausencia de los tres ternados: Messi, Haaland -en la platea estaba su padre, el exfutbolista Alf-Inge- y Mbappé. Nadie subió al estrado a recibir el trofeo en representación de Leo. En una situación un tanto incómoda, Henry zanjó el momento con la ironía de que no le venía mal quedarse con el premio. “Desgraciadamente el ganador de ‘The Best’, Leo Messi, no está aquí, así que me lo llevo yo. Estoy contento de aceptarlo porque yo nunca he ganado este premio”, declaró el exdelantero francés, que fue compañero de Leo cuando apareció en la primera de Barcelona. Juntos, dirigidos por Guardiola, ganaron el sextete en la inolvidable temporada 2008/09. Pasadas varias horas de la premiación, Messi no había emitido ningún mensaje en sus redes sociales. Normalmente agradece y comparte el reconocimiento con alguna historia en su cuenta de Instagram.

La noticia lo encontró en una de las sesiones de entrenamiento con Inter Miami, donde acaba de reencontrarse con Luis Suárez, flamante refuerzo. Tras un final de 2023 en el que estuvo perseguido por lesiones musculares que le restaron continuidad, su foco está puesto en alcanzar una buena forma física para el arranque de la temporada de la MLS y la Copa América que a mediados de año se disputará en los Estados Unidos.

Vaya paradoja, a fines de octubre, tras recibir en París el octavo Balón de Oro, Messi dijo en su discurso que seguramente era su última gala como vencedor, que llegaba el momento de las nuevas generaciones. Sin nombrarlos, se refería a Haaland (23 años) y Mbappé (25), quizás a Jude Bellingham (20) o Vinicius (23). No lo escucharon: su magnetismo en la cancha sigue siendo más fuerte.