Anuncios

Los Leones ganaron la medalla de oro en los Juegos Panamericanos y se clasificaron a París 2024

La celebración de los Leones ante el reducido grupo de argentinos que los apoyó, en medio de la parcialidad chilena
La celebración de los Leones ante el reducido grupo de argentinos que los apoyó, en medio de la parcialidad chilena - Créditos: @FELIPE POGA/SANTIAGO 2023 via PHOTOSPORT

SANTIAGO DE CHILE.- La imagen recordó enseguida el momento de mayor gloria de los Leones en su historia, aquel gol de Agustín Mazzilli en Río 2016: un robo de pelota, contraataque franco con todo el terreno libre, el arco desierto y el triunfo definitivo a muy poco del cierre. Otro Agustín, Bugallo, fue el bendecido para protagonizar ese momento y ponerle el moño a una tarea demasiado costosa en los Juegos Panamericanos. Finalmente, el seleccionado masculino de hockey sobre césped consiguió el oro y la clasificación directa para París 2024 después de vencer a Chile por 3 a 1, en un encuentro con fallos escandalosos a favor del local. Asimismo, el equipo dirigido por Mariano Ronconi le brindó la sexta medalla dorada a la delegación albiceleste en Santiago 2023.

Después de cumplir una empresa bastante tortuosa, que se complicó mucho más de la cuenta a juzgar por las notorias diferencias de jerarquía entre ambos equipos, los Leones se lanzaron al festejo, primero haciendo “piña” al grito de “¡Dale campeón!” cerca del medio de la cancha, y después revoleando sus camisetas, mientras se acercaban al grupo de hinchas argentinos de la tribuna principal. Estaban eufóricos por una conquista que tiene mucho de lógica y que representa una obligación para este conjunto, según dicta la historia. De esta forma, los varones del hockey obtuvieron el pasaje a los Juegos por cuarta vez consecutiva a través de los Panamericanos, desde Guadalajara 2011.

Matías Rey, en acción durante la final ante Chile, un partido que se complicó demasiado
Matías Rey, en acción durante la final ante Chile, un partido que se complicó demasiado - Créditos: @FELIPE POGA/SANTIAGO 2023 via PHOTOSPORT

El primer gol de Argentina llegó promediando el primer cuarto a través de Lucas Martínez. El mismo que era “Luquitas” en el Mundial de La Haya 2014, el más joven de aquel plantel, y que hoy se siente cómodo con un rol de liderazgo dentro de este grupo, a sus 29 años. Seguramente debido a las personalidades fuertes que encontró en Mitre, su club de toda la vida, cuando daba sus primeros pasos en este deporte y se forjaba como delantero.

Si bien parecía que el partido estaba mayormente bajo control con el 1-0, la Argentina no pudo profundizar la diferencia. Mucho dominio de pelota pero escasa definición y generación de cortos. Encima, tuvo que lidiar con resoluciones de video ref muy polémicos –lo mismo que había sucedido en el partido del grupo entre los mismos rivales-, sobre todo después de la anulación de un gol argentino que parecía legítimo en el tercer cuarto. Y a 51 segundos del final de ese período llegó el empate de los chilenos, de córner, a través de Axel Richter.

Juan Catán, en la disputa de la pelota; lo Leones conforman un mix de distintas camadas
Juan Catán, en la disputa de la pelota; lo Leones conforman un mix de distintas camadas - Créditos: @ALEX DIAZ/SANTIAGO 2023 via PHOT

Aunque después sobrevino el desahogo, con el tanto en el último cuarto de Martínez, otra vez. Hubo que seguir sufriendo, porque incluso la Argentina perdió la posibilidad de seguir pidiendo video ref tras reclamar un córner. Los últimos minutos fueron muy calientes, con un público enfervorizado que pugnaba por un nuevo empate, en medio de una caldera, y un par de árbitros que seguían dejando muchas dudas con sus fallos, todos orientados a La Roja. El gran mérito de los Leones fue haber mantenido la calma en un contexto completamente desfavorable.

Con la desventaja 2-1, Chile sacó su arquero y puso a un jugador de campo para hacer la última apuesta. En un contexto de nerviosismo y duros roces, el chileno Juan Amoroso fue expulsado con tarjeta roja por aplicar un cabezazo, una escena nada habitual en el hockey. Y tras la pérdida de pelota de los trasandinos, llegó aquel contraataque letal: Bugallo metió el tercero y definitivo con el arco libre, lo que provocó el delirio albiceleste adentro y afuera y corporizó la llegada a la gran cita en Francia. “Claro que se me vino a la memoria lo de Río 2016, pero Mazzilli hay uno solo. Este fue un momento glorioso porque nos sacamos la presión y esa mochila porque los chilenos nos venían atacando. Salir de contra y hacer el gol fue muy importante para todo el equipo”, relató Bugallo.

El grupo argentino del hockey masculino, con la medalla de oro
El grupo argentino del hockey masculino, con la medalla de oro - Créditos: @ALEX DIAZ/SANTIAGO 2023 via PHOT

“Cuando junté a los chicos al final les agradecí porque dieron una muestra de carácter tremenda, por la cantidad de adversidades que sobrellevaron en la cancha”, mencionó el entrenador Mariano Ronconi, que igual advirtió: “Esto recién arranca y el camino empieza ahora. Vamos a dejar a la Argentina lo más alto posible. Pero para eso, los jugadores tendrán que tener mucha resignación, de dejar un montón de cosas personales de lado, se los dije en la cara. Me refiero a la familia y a su trabajo, deberán negociar con sus clubes europeos para poder juntarnos. Sabemos que si no entrenamos tres veces más que el rival, nosotros no podremos llegar”.

Respecto de los fallos arbitrales, el DT argentino opinó: “Juro que nunca viví esta clase de arbitrajes, me pareció un montón. Por momentos dejé de dar indicaciones conceptuales y técnicas en esos dos minutos de pausa y les hablé de mantener la tranquilidad. Sabíamos que si nos íbamos del foco, más el bullicio de la gente, más los arbitrajes, que fueron realmente polémicos, se nos iba a complicar. Entendíamos que el partido lo teníamos que ganar y sabíamos cómo hacerlo”.

Un recorrido sinuoso

El de los Leones es un seleccionado que alcanzó la gloria máxima con el oro en Río 2016 y que a partir de abrazar la gloria ingresó en un claro declive, en su pretensión de encadenar otro ciclo olímpico en lo más alto del hockey mundial. Se sucedieron varios episodios negativos después de aquella noche mágica de Deodoro, en Río de Janeiro. Carlos Retegui dejó la conducción después de un desgaste lógico del proceso y en abril de 2018 asumió Germán Orozco, un DT que nunca pudo tomar el pulso del equipo y quedó descolocado luego del 7° puesto en el Mundial de la India.

Si bien bajo la conducción de Orozco la Argentina se clasificó sin problemas a Tokio 2020 con el oro en los Panamericanos de Lima 2019, la Confederación Argentina de Hockey vio su gestión general con malos ojos y apuró los tiempos: consideró en un comunicado publicado en agosto de 2020 que “su ciclo estaba agotado”, en buena medida por los deficientes resultados. Para completar el combo, Gonzalo Peillat, el brillante tirador de córners, había decidido ya hace un tiempo sacar pasaporte alemán para despedirse para siempre. Una pérdida fundamental.

La maniobra de Tomás Dómene, autor de uno de los goles de Argentina
La maniobra de Tomás Dómene, autor de uno de los goles de Argentina - Créditos: @FELIPE POGA/SANTIAGO 2023 via PHOTOSPORT

Así, llegó el tiempo del actual DT, Mariano Ronconi, un hombre de confianza de Retegui. Sin embargo, desde el mismo arranque no fue nada fácil para el exarquero de Quilmes. Sobre todo porque asumió cuando la pandemia hacía estragos. Con miras a los Juegos de Tokio, que se disputaron a mediados de 2021, armó como pudo un calendario para un seleccionado que ya había quedado aislado del mundo, entre la inactividad general y la falta de rodaje internacional. La noticia repetida era la cancelación de las fechas de la Pro League, además de tener a los jugadores entrenándose en sus casas. Lo que podía salir mal en los Juegos Olímpicos de Oriente, salió mal, con un equipo embarullado mentalmente y que se despidió después de cinco partidos, tras caer ante Alemania en los cuartos de final.

El último gran desafío tampoco fue bueno para los Leones: la temprana eliminación en los octavos de final ante Corea del Sur en el último Mundial, disputado en enero de este año en la India. Pero ahora, se abre una ventana la ilusión con un mix de camadas, desde los campeones olímpicos Matías Rey y Agustín Mazzilli, varios consolidados como Maico Casella, Nicolás Della Torre, Lucas Martínez y Bugallo, y varios debutantes en los Panamericanos como Juan Catán, Federico Monja, Tadeo Marcucci, Thomas Habif, Lucas Toscani y Tomás Dómene, goleador en este certamen.