Anuncios

Leandro Paredes reveló que habló con Juan Román Riquelme sobre su posible regreso a Boca

Paulo Dybala y Leandro Paredes, compañeros en Roma y ¿con un futuro como compañeros en Boca?
Paulo Dybala y Leandro Paredes, compañeros en Roma y ¿con un futuro como compañeros en Boca? - Créditos: @Alessandra Tarantino

En un mercado de pases en el que Éver Banega coqueteó en las redes sociales con regresar a Boca pero finalmente firmó un contrato con Newell’s, y también trascendió la posibilidad de que el chileno Arturo Vidal se uniera al conjunto xeneize, el que habló este miércoles sobre su posibilidad de retornar al club fue Leandro Paredes. El mediocampista, campeón del mundo como parte del seleccionado argentino en Qatar 2022, reveló en una charla con ESPN que conversó del tema con el presidente Juan Román Riquelme y le puso un plazo a la vuelta.

Paredes, que dejó Boca a los 20 años luego de jugar 31 partidos y marcar cinco goles, hizo las divisiones inferiores en el club auriazul y fue promovido a la primera por Claudio Borghi cuando tenía 16, con la condición de que concluyera sus estudios, tras dejar de asistir al secundario. En sus años en el club forjó una amistad con Riquelme, con el que siguió en contacto luego de emigrar. Y en los últimos tiempos, ya con Román como dirigente, las conversaciones se replicaron, desde otra función en el caso de este último.

Juan Román Riquelme y Leandro Paredes compartieron el Boca campeón del torneo Apertura 2011, dirigido por Julio Falcioni.
Juan Román Riquelme y Leandro Paredes compartieron el Boca campeón del torneo Apertura 2011, dirigido por Julio Falcioni.

“Cuando hablé con Riquelme me dijo que él sabía que me quedaba tiempo en Europa, que no me iba a mandar nada para que volviera y que yo tomara la decisión tranquilo. Me dijo «tengo cuatro años de gestión, antes de [cumplirse] esos cuatro años tenés que venir»...”, contó Paredes, actualmente en Roma, club que lo compró en 2014 a Boca y al que retornó el año pasado, tras un breve paso por Juventus.

“Lo dije siempre: quiero volver cuando todavía me sienta bien y darle lo mejor de mí al club. Así que antes [cumplirse] de estos cuatro años estaré de vuelta”, afirmó el jugador, que cumplirá 30 en junio próximo. En tal caso, pude ponerse otra vez la camiseta de Boca a los 32 o los 33, según la proyección. De darse la posibilidad, sería el segundo campeón mundial que habrá retornado al fútbol doméstico, dado que a esa altura habría hecho lo propio Ángel Di María a Rosario Central, como lo anticipó este martes el actual atacante de Benfica, de Portugal.

Román y Leandro, en un entrenamiento de Boca, cuando Claudio Borghi era el DT xeneize.
Román y Leandro, en un entrenamiento de Boca, cuando Claudio Borghi era el DT xeneize.

Paredes atraviesa un buen momento físico y futbolístico en la elite de Europa, compartiendo el plantel con el cordobés Paulo Dybala y bajo la dirección técnica de un ex compañero, Daniele De Rossi, el italiano que jugó en Boca. “Quedó loco de su paso por el club. Tengo muy buena relación con él desde que jugamos juntos y nunca dejamos de hablar. Y siempre me dijo que si iba a dirigir a Roma me llevaba, o si podía dirigir a Boca, me llevaba a Boca”, detalló Leandro.

Y sumó otra novedad fuerte en la secuencia de revelaciones, con risas y alguna picardía: “No sé qué querrá Paulo para su carrera, pero voy a intentar convencerlo de ir a Boca... En verdad, lo vuelvo loco”.

Compañero de Lionel Messi en Paris Saint-Germain, club en el que Paredes jugó cinco temporadas y logró 10 títulos de campeón, el mediocampista estuvo además en Chievo Verona y Empoli, de Italia, y Zenit, de Rusia, en su travesía europea. En medio de ello, cuando Nicolás Burdisso fue manager de Boca, éste hizo un intento de llevarlo, pero “en ese momento era imposible”, justificó el volante hace un tiempo.

Fanático de Boca por la influencia de su tío Luis Paredes, Leandro fue descubierto cuando jugaba en el club Parque y llevado a las inferiores xeneizes por Ramón Maddoni. Y convivió en el plantel auriazul con Román algunos años, como también con Julio César Falcioni y Carlos Bianchi como entrenadores. En ese lapso, incluso, sufrió una lesión en un ligamento del tobillo izquierdo durante un entrenamiento, cuando el arquero Agustín Orion le advirtió que iba a lesionarlo y efectivamente lo hizo, con una durísima zancadilla.

En ese momento, Paredes sintió que en Boca no lo cuidaban y ante la oferta de Roma no dudó de emigrar. Hoy, promete volver.