Anuncios

Un laboratorio chino mapeó el virus del Covid dos semanas antes de anunciarlo al mundo, reveló The Wall Street Journal

Médicos en un hospital de Wuhan, durante el inicio de la pandemia
Médicos en un hospital de Wuhan, durante el inicio de la pandemia - Créditos: @HECTOR RETAMAL

Investigadores chinos aislaron y mapearon el virus del Covid-19 a fines de diciembre de 2019, por lo menos dos semanas antes de que el régimen de Pekín se lo comunicará al mundo, según informó el diario The Wall Street Journal, que tuvo acceso a documentos del Congreso norteamericano. La revelación vuelve a poner en el centro del debate cuánto sabía China en el origen de la pandemia.

Documentos obtenidos del Departamento de Salud nortemaericano por un comité de la Cámara de Representantes y revisados por The Wall Street Journal revelan que un investigador chino en Pekín subió una secuencia casi completa de la estructura del virus a una base de datos administrada por el gobierno norteamericano el 28 de diciembre. 2019. China todavía describía públicamente el brote en Wuhan como una neumonía viral “de causa desconocida” . Tampoco estaba cerrado el mercado mayorista de mariscos donde se detectó.

El mercado mayorista de mariscos Huanan en Wuhan, en la provincia central china de Hubeien, en esta fotografía en el que aparece cerrado el 21 de enero de 2020
El mercado mayorista de mariscos Huanan en Wuhan, en la provincia central china de Hubeien, en esta fotografía en el que aparece cerrado el 21 de enero de 2020

“La nueva información no arroja luz sobre el debate sobre si el Covid surgió de un animal infectado o de una fuga de laboratorio, pero sugiere que el mundo aún no tiene una explicación completa del origen de la pandemia”, dijo The Wall Street Journal.

“Las dos semanas adicionales podrían haber resultado cruciales para ayudar a la comunidad médica internacional a identificar cómo se propagó el Covid-19, desarrollar defensas médicas y comenzar con una eventual vacuna, dijeron los especialistas. A finales de 2019, los científicos y los gobiernos de todo el mundo se apresuraban a comprender la misteriosa enfermedad que finalmente se llamaría Covid-19 y que mataría a millones y enfermaría a muchos más”, agregó el medio norteamericano.

La nueva revelación “subraya cuán cautelosos debemos ser con respecto a la exactitud de la información que el gobierno chino ha publicado”, dijo al mismo diario Jesse Bloom, virólogo del Centro de Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, que revisó los documentos y la secuencia genética recientemente descubierta.

La investigadora china que presentó la secuencia del virus, Lili Ren del Instituto de Biología de Patógenos con sede en Pekín, no respondió a un correo electrónico enviado por The Wall Street Journal. El instituto en el que trabaja forma parte de la Academia China de Ciencias Médicas.

Los documentos fueron obtenidos por los republicanos del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes después de que el comité amenazara con citar al Departamento de Salud y Servicios Humanos.

La primera publicación conocida de la secuencia del virus catalogado como SARS-CoV-2 se produjo el 11 de enero de 2020, luego de que las autoridades chinas compartieran la información con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta dicen que la secuencia del virus fue compartida con su equivalente chino el 5 de enero, pero no se dio a conocer a nivel mundial a los científicos.

La secuencia que Ren proporcionó en diciembre de 2019 nunca se publicó y se eliminó de la base de datos el 16 de enero de 2020, después de que una agencia del Departamento de Salud le pidieran más detalles técnicos y ella no respondiera. Luego, el 12 de enero, la agencia publicó una secuencia del SARS-CoV-2 de otra fuente.

“La secuencia publicada el 12 de enero de 2020 era casi idéntica a la secuencia presentada por Lili Ren”, dijo una vocera del Departamento de Salud al comité del Congreso.