Anuncios

El líder de Antigua y Barbuda dice que Henry se "comprometió" a compartir el poder en Haití

Georgetown, 28 feb (EFE).- El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, declaró este miércoles que el primer ministro haitiano, Ariel Henry, se comprometió a compartir el poder con la oposición para lograr una solución a la crisis que atraviesa el país.

"Henry se ha comprometido a servir como un intermediario y a compartir el poder", afirmó Browne en Georgetown, durante la Cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom), tal y como recogieron medios locales.

"¡Hemos avanzado mucho!", celebró el mandatario antiguano.

En este sentido, Browne explicó que solo falta que el Gobierno haitiano "se organice, se reúna y se concreten los detalles".

"No debería tener problemas para llegar a un acuerdo de reparto del poder con los demás actores políticos de Haití", añadió Browne.

"Estoy bastante seguro de que se podrá conseguir en un período corto de tiempo", zanjó el primer ministro.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, urgió este miércoles a los países de Caricom a apoyar la fuerza de paz multinacional que será enviada a Haití.

Caricom ha estado mediando entre los distintos actores políticos de Haití para ayudar a que se celebren elecciones libres en el país.

Henry concluyó el 7 de octubre pasado su mandato pero continúa en el poder, prometiendo organizar comicios cuando la situación de seguridad lo permita.

El principal escollo actual para el despliegue de esta misión, aprobada por el Consejo de Seguridad en octubre pasado, se encuentra ahora en Kenia, que ofreció liderar esa fuerza policial y aportar 1.000 agentes.

El pasado 26 de enero, un tribunal keniano paralizó la participación del país en la misión en Haití por considerarla inconstitucional, aunque el presidente William Ruto dijo después que pensaba seguir adelante con sus planes.

Hasta el momento, los países que han comprometido agentes para la misión en Haití son tres del Caribe (Jamaica, Bahamas y Antigua y Barbuda) y dos de África (Kenia y Benín).

Haití atraviesa una crisis de seguridad sin precedentes desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en 2021, y su capital, Puerto Príncipe, está tomada por bandas armadas.

Según datos de la ONU, en 2023 fueron asesinadas en Haití 4.789 personas, 1.698 resultaron heridas y 2.490 secuestradas, siendo la tasa de homicidios en el país de 40,9 por 100.000, el doble del año anterior y una de las más altas del mundo.

Los miembros de Caricom son Antigua y Barbuda, Barbados, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

(c) Agencia EFE