Anuncios

Kate volvió a ser vista tras el escándalo junto a Guillermo, que fue abordado por manifestantes antimonárquicos

Imagen publicada por la BBC en la que se ve a la Princesa de Gales en público con William, mientras la pareja salía de Windsor en un auto
Imagen publicada por la BBC en la que se ve a la Princesa de Gales en público con William, mientras la pareja salía de Windsor en un auto - Créditos: @BBC

LONDRES.- La princesa Kate de Gales volvió a aparecer en público hoy, tras el escándalo que la llevó a pedir disculpas este lunes por haber manipulado una foto familiar, que había sido retirada el domingo por las agencias de prensa al comprobarse que había sido alterada.

Tras el comunicado admitiendo la manipulación de la imagen, Kate apareció este lunes en una foto en la prensa británica junto a su marido Guillermo dejando en auto su domicilio de Windsor.

Imagen publicada por la BBC en la que se ve a la Princesa de Gales en público con William, mientras la pareja salía de Windsor en un auto
Imagen publicada por la BBC en la que se ve a la Princesa de Gales en público con William, mientras la pareja salía de Windsor en un auto - Créditos: @BBC

El heredero acudía a la ceremonia en la Abadía de Westminster, por el 75 aniversario de la Commonwealth, a la que llegó en solitario, tras acompañar a la princesa a otro destino desconocido.

A su llegada a la ceremonia, Guillermo encontró a manifestantes antimonárquicos con carteles que decían “Abajo la corona”.

En el acto, estuvo acompañado por otros miembros de la monarquía, como la reina Camilla y dos de los hermanos del rey, la princesa Ana y el príncipe Eduardo.

“Como muchos fotógrafos aficionados, ocasionalmente experimento con la edición. Quería expresar mis disculpas por cualquier confusión que haya causado la fotografía familiar que compartimos ayer”, había escrito antes la princesa, de 42 años, esposa del príncipe heredero Guillermo, en un comunicado publicado en la red social X.

Una fuente próxima a la realeza señaló a la agencia británica PA que la princesa realizó “algunos ajustes menores” en la foto.

Con la foto del domingo, coincidiendo con el día de la madre en Reino Unido, la monarquía, bajo presión por los rumores sobre el estado de salud de la princesa, esperaba traer tranquilidad, pero creó más confusión y alarma.

La foto, que fue retirada por las agencias de prensa internacionales mostraba a una Kate sonriente, rodeada de sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

Pero un examen de la foto muestra que la mano izquierda de la princesa, pegada a la manga de su hija Charlotte, parece estar retocada, lo que pone en duda la autenticidad de la foto en su conjunto. También parecen existir retoques en la mano izquierda y el pelo de Charlotte y en el cierre de la prenda de Kate.

“En lugar de enfriar las especulaciones [sobre el estado de salud de la princesa tras su operación], este panorama plantea más preguntas que respuestas”, resumía este lunes un artículo de la BBC.

Esta versión de un retrato oficial del Día de la Madre de Kate, Princesa de Gales, con sus tres hijos ha sido comentada por The New York Times para mostrar una serie de anomalías que indican que había sido alterada digitalmente
Esta versión de un retrato oficial del Día de la Madre de Kate, Princesa de Gales, con sus tres hijos ha sido comentada por The New York Times para mostrar una serie de anomalías que indican que había sido alterada digitalmente - Créditos: @ORIGINAL PHOTO SOURCE: PRINCE OF WALES/KENSINGTON PALACE. ANNOTATIONS BY THE NEW YORK TIMES

Un punto de vista compartido por otros observadores, como el periodista encargado de la realeza en la cadena privada ITV, Chris Ship, que afirmó que la foto tuvo un “efecto inverso” al deseado.

Los servicios reales informaron que no publicarán la foto original.

Tras difundir inicialmente la foto facilitada por el palacio, las agencias The Associated Press (AP), Reuters, Getty y Agence France-Presse decidieron retirarla el domingo. La agencia británica PA tomó el lunes idéntica decisión.

Para Laura Clancy, especialista en medios de comunicación en la Universidad de Lancaster, “cuando la familia real difunde una imagen, [los tabloides] la retoman sin hacerse preguntas”.

Un montaje de periódicos británicos que comienza con la imagen de Kate, princesa de Gales y sus hijos, presentado en Londres el lunes 11 de marzo de 2024.
Un montaje de periódicos británicos que comienza con la imagen de Kate, princesa de Gales y sus hijos, presentado en Londres el lunes 11 de marzo de 2024. - Créditos: @Alastair Grant

En declaraciones a AFP, Clancy comentó además que esta prensa teme perder acceso a la monarquía si la lleva la contraria, pero “se vio de alguna manera obligada a reaccionar después de que las agencias internacionales retiraran la foto”.

Kate, operada a mediados de enero del abdomen, sin más información sobre la intervención, lleva apartada de la vida pública desde entonces.

En un principio, el Palacio de Kensington, que se ocupa de la información relativa a los príncipes de Gales, Guillermo y Kate, afirmó que su convalecencia y ausencia de actos públicos se extendería al menos hasta finales de marzo.

La semana pasada, el Ministerio de Defensa británico publicó en su sitio internet que Kate volvería a la actividad pública en un desfile militar el 8 de junio. La información, que no fue confirmada por los servicios reales, fue retirada horas después por el mismo ministerio.

La imagen manipulada alimentó más dudas, en especial porque la última aparición pública de Kate se remonta a la misa navideña de la familia real en Sandringham, en el este de Inglaterra.

Agencia AFP