Anuncios

Jorge Macri anunció que mañana vuelve a funcionar la línea D de Subte

Trabajos de remodelación en la línea D de subte
Trabajos de remodelación en la línea D de subte

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, anunció hoy que mañana, antes de lo previsto, vuelve a funcionar la línea D de Subte, en que se realizaron trabajos de modernización. La estación Facultad de Medicina permanecerá cerrada hasta, al menos, la segunda quincena de marzo.

“Mañana vuelve a funcionar la línea D de Subte. Agilizamos los trabajos de modernización y logramos adelantar la reapertura de la LÍNEA D que a partir de ahora contará con mejores estándares de seguridad y con mejor frecuencia del servicio. Mañana va a circular con normalidad en todo su recorrido excepto que las formaciones no se detendrán en la estación Facultad de Medicina, que seguirá en obra y cerrada”, escribió Macri en su cuenta de X.

La línea D, que une las estaciones Congreso de Tucumán y Catedral y en la que viajan unos 200.000 pasajeros por día. ya se encontraba en pleno proceso de modernización con gran parte de su flota con aire acondicionado, la repotenciación en su etapa final de instalación y un nuevo sistema de señales.

Pudimos agilizar la obra y eso nos permitió adelantar la reapertura de esta línea tan importante, porque es una de las más utilizadas de la red. Este nuevo sistema, que significa una tecnología de punta en materia ferroviaria a nivel mundial, permitirá mejorar la calidad de la frecuencia y, por lo tanto, ofrecer desde la Ciudad un mejor servicio para los usuarios”, afirmó Javier Ibañez, presidente de Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE).

“Más de 200.000 personas por día van a viajar mejor y nuestro compromiso es que los que eligen el subte como medio de transporte tengan una mejor experiencia de usuario con mayor regularidad en las frecuencias y con los máximos estándares de seguridad. A pesar de que era una intervención compleja pudimos acelerar los trabajos y reabrir la Línea D antes del tiempo estipulado para ocasionar los menores inconvenientes posibles a los vecinos de la ciudad”, agregó el ministro de Infraestructura Pablo Bereciartua”.

La interrupción del servicio fue necesaria para poder avanzar con el reemplazo de las 31 máquinas de cambio que no podrían operar con el nuevo sistema de señales que pasó del Automatic Train Protection (ATP) al más moderno y seguro Communications-Based Train Control (CBTC), que ya funciona en las líneas C y H.

Los trabajos también consistieron en “verificar que todas las rutas posibles cumplan con los estándares de seguridad e identificar eventuales fallas, además de finalizar la instalación del nuevo sistema abordo de los trenes”, informaron desde Subterráneos de Buenos Aires (Sbase). “Los sistemas de señalamiento son sistemas de control y protección de las formaciones cuya función principal es que circulen de forma segura asignando rutas e informando la posición de los trenes para evitar colisiones, vinculados a la seguridad y a la frecuencia del servicio”, agregaron.

El CBTC es un sistema de última generación cuya tecnología es adoptada por los subtes más modernos del mundo. Funciona mediante la comunicación entre formaciones lo que permite el máximo acercamiento posible de forma segura para reducir el intervalo al mínimo posible, es decir, posibilitará aumentar las frecuencias de los servicios.

La herramienta determina con exactitud la ubicación de los trenes y controla la velocidad de circulación máxima permitida para que, en caso que sea superada, se puede detener la marcha de las formaciones.

Además, durante el cierre se aprovechó para terminar las obras de renovación de la estación Facultad de Medicina que solo pueden realizarse con este espacio cerrado.

“El objetivo mejorar la tecnología con un gran desafío: aumentar la frecuencia para pasar de un promedio de cinco minutos a un promedio de tres minutos y medio”, sostuvo el jefe de Gobierno, Jorge Macri. “Estamos incorporando muchos mecanismos de seguridad, tanto durante el viaje como interno. La tecnología permite que las formaciones pasen más seguido porque tienen muchos sistemas de control en las vías que permiten que se muevan más rápido, que frenen en el momento apropiado, que se detengan en el andén, en el lugar correcto. Ya no solo dependerá de la decisión del operario que seguirá a bordo del tren”, agregó.