Anuncios

Joaquín Niemann se adueñó de la corona de LIV Golf

Maria Davalos Soriano, enviada

CANCÚN, QR., febrero 4 (EL UNIVERSAL).- Por primera vez en la historia de LIV Golf, un latinoamericano e hispanoparlente se adueñó de la corona: el golfista chileno, Joaquín Niemann, quien soportó las adversidades climáticas del campo "El Camaleón" y desde el día uno, marcó un dominio histórico con sus golpes. Su resultado final, doce bajo par, le dio una ventaja sobre Sergio García y Jon Rahm, competidores que se apropiaron del segundo y tercer lugar de la categoría individual, respectivamente.

Bajo el caluroso sol de la Riviera Maya, en Quintana Roo, terminó la primera parada —prevista para este dos mil veinticuatro— del campeonato saudí, aquel que "fracturó" al mundo del golf y que está a la espera de llegar a un acuerdo con el circuito estadounidense, PGA Tour.

Horas antes de que sonara el escopetazo para el tercer y último round, Niemann sufrió una penalización de dos golpes por jugar la pelota, desde un lugar erróneo, en el hoyo trece de la segunda ronda. El "castigo" afectó su desempeño, pues jugó menos fluido. Y esto quedó reflejado cuando, en distintas ocasiones, Sergio García, Dean Burmester y Jon Rahm tomaron la delantera este domingo.

El cierre del evento fue cardíaco. García, Niemann y Rahm iban empatados cuando llegaron al hoyo diecisiete. Tres hispanohablantes luchando por la victoria. Sin embargo, un mal golpe de Rahm terminó por definir el tercer lugar. Así finalizó su debut. Después, en el hoyo dieciocho, "Juaco" y Sergio tuvieron que irse a cuatro "playoff holes" para definir quién se llevaría la gloria.

La tensión se sentía en el aire del Caribe mexicano y finalmente, "Juaco" selló su destino.

Niemann no solamente se hará de los cuarenta puntos correspondientes al primer lugar, también "nadará" en un premio de cuatro millones de dólares.

"Mando todo mi apoyo Chile", sentenció con el sudor corriendo por su rostro.

En la categoría de equipos, la naciente "Legion XIII" de Jon Rahm sumó un triunfo colectivo, apropiándose del "premio mayor" que asciende hasta los tres millones de dólares. El equipo cerró la edición Mayakoba con un total de -24. Por debajo de ellos, "Crushers GC" y "Torque GC" —el equipo de latinoamericanos donde juega Niemann— completaron el podio.

Y ninguno de dichos conjuntos contó con la victoria de un golfista mexicano.

Ancer y Ortiz, con la mirada puesta en Las Vegas

Por su parte, los golfistas mexicanos —Abraham Ancer y Carlos Ortiz— culminaron el torneo con las posiciones 28 y 43, respectivamente.

La próxima parada de LIV Golf, donde los tricolores buscarán un cambio en sus resultados, será en la conocida como "Ciudad del Pecado". Y es que, del ocho al diez de febrero, Las Vegas Country Club —en territorio estadounidense— se convertirá en el hogar temporal de la liga.