Anuncios

3-5. Sorloth y Morales noquean en el añadido a un Barça al que no indultó ni el VAR

Barcelona, 27 ene (EFE).- El fútbol es un juego de errores, pero el Barcelona lleva esta máxima a límites superlativos. Y este sábado su fragilidad defensiva volvió a condenarle de nuevo, esta vez ante el Villarreal (3-5), que lo noqueó en el añadido con los tantos de Morales y Sorloth en un partido donde ni siquiera le indultó el VAR.

En un duelo absolutamente imprevisible, el conjunto castellonense se adelantó 0-2, el Barça le divo la vuelta en once minutos y, cuando su rival volvió a nivelar el marcador, el VAR le hizo rectificar a Munuera Montero un penalti señalado en el 90 contra el Villarreal por mano de Comesaña, antes de que llegara la puntilla del equipo de Marcelino en el descuento.

Salió el Barça sabiendo que no tenía margen de error tras el triunfo de el Real Madrid en Las Palmas, y se adueño del balón desde el pitido inicial. Pero de nuevo sus buenas intenciones no se tradujeron en verdadero peligro para la meta de Jörgensen.

El portero visitante apareció en el primer cuarto de hora para atajar con comodidad un disparo desde la frontal de Lamine Yamal y desviar a córner otro de Joao Félix que se había envenenado tras rebotar previamente en Comesaña.

Ese fue el bagaje ofensivo azulgrana en 45 minutos, en una primera parte plana, en la que el Villarreal tampoco incomodó al conjunto catalán, pero sacó más rédito a sus escasas llegadas a las inmediaciones de Iñaki Peña.

Todas ellas tuvieron a Gerard Moreno y Sorltoh como protagonistas. Al primero, el VAR le anuló un gol en el minuto 22 por un fuera de juego posicional del segundo. Y también fue Gerard el que remató flojo a las manos de Iñaki Peña tras una asistencia de cabeza de Sorloth en el 35 e hizo el 0-1 seis minutos después.

El punta noruego recibió de Alberto Moreno en un saque de banda y se revolvió para asistir a Gerard Moreno, que fusiló a Peña en el punto de penalti para adelantar a su equipo y provocar los primeros pitos de la afición culé, cansada del repertorio de errores defensivos de los que esta temporada está haciendo gala su equipo.

Visto lo visto, Xavi decidió hacer tres cambios al descanso: Cubarsi por Christensen, Joao Cancelo por el joven Héctor Fort y Pedri por Romeu. Los dos últimos habían sido hoy novedad en el once, al igual que Joao Félix, el único de los tres que permanecía en el campo al inicio de la segunda parte, pero que también cedería su puesto a Ferran Torres poco después.

En el caso de Cancelo, su entrada en escena no pudo ser peor. El lateral despejaba mal un balón largo del Villarreal y e Ilias Akhomach le ganaba la espalda para hacer el segundo, a portería vacía, tras driblar a Iñaki Peña a los nueve minutos de la reanudación.

El excanterano azulgrana, que no quiso celebrar el gol ante su exquipo, se lesionaba en la jugada siguiente y era relevado por Guedes, poco antes de esos once minutos de locura en los que todo cambió.

A la hora de juego, recortaba distancias el Barcelona gracias a Gündogan, que remataba a gol un mal control de Lewandowski. Y ocho minutos después, Pedri empataba el partido al rematar dentro del área una gran jugada por banda derecha de Lamine Yamal.

Prácticamente en la jugada siguiente, la mala suerte se cebaba en el equipo de Marcelino, pues entre Bailly y Mandi se hacían un autogol al intentar impedir que Araujo cabeceara un saque de falta de Gündogan.

Parecía que el Barça haría el cuarto y sentenciaría el choque, pero una nueva pérdida, esta vez de Güdogan, permitiría al Villarreal armar una contra entre Morales y Sorloth que Guedes convertiría en el 3-3 de un violento disparo cruzado en el 83.

Cuando los azulgranas estaban de nuevo volcados en la portería visitante, Munuera Montero señalaba penalti por unas manos de Comesaña dentro del área, pero tras revisar la jugada en el VAR anulaba su decisión, mientra Xavi gritaba indignado a las cámaras de televisión "es una vergüenza".

En una demostración de rebeldía lo siguió intentando el Barça hasta el final, con Montjuïc entregado a la épica. Pero Sorloth y Morales sentenciaron a la contra en otros dos errores defensivos más del cuadro catalán, que hoy dijo prácticamente adiós a otro título, el tercero en dos semanas.

- Ficha técnica:

3 - Barcelona: Iñaki Peña; Kounde, Araujo, Christensen (Cubarsí, min.46), Héctor Fort (Cancelo, min.46); Romeu (Pedri, min.46), De Jong, Gündogan; Lamine Yamal, Lewandowski (Vitor Roque, min.77) y Joao Félix (Ferran Torres, min.58).

5 - Villarreal: Jörgensen; Kiko Femenía (Mosquera, min.78), Bailly, Cuenca, Alberto Moreno (Mandi, min.71); Ilias Akhomach (Guedes, min.58), Comesaña, Coquelin, Baena (Capoue, min.71); Gerard Moreno (Morales, min.78) y Sorloth.

Goles: 0-1: Gerard Moreno, min.41. 0-2: Ilias Akhomach, min.54. 1-2: Gündogan, min.60. 2-2: Pedri, min.68. 3-2: Bailly (p.p.), min.71. 3-3: Guedes, min.84. 3-4: Sorloth, min.99. 3-5: Morales, min.102.

Árbitro: Munuera Montero (andaluz). Mostró tarjeta amarilla a los locales Romeu (min.33), Lewandowski (min.68), al entrenador Xavi Hernández (min.69) y Araujo (min.89); y a los visitantes Baena (min.16), al entrenador Marcelino García Toral (min.18), Bailly (min.68), Mosquera (min.89) y Cuenca (min.94).

Incidencias: Partido de la jornada 22 de LaLiga EA Sports disputado en el Estadio Olímpico Lluís Companys ante 46.229 espectadores. Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio en memoria del exfutbolista Franz Beckenbauer y el fotoperiodista Horacio Seguí.

Ginés Muñoz

(c) Agencia EFE