Anuncios

Israel subraya la importancia de "la presión" de EE.UU. en la guerra contra Hamás en Gaza

Jerusalén, 26 ene (EFE).- El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo a su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, que "la presión de Estados Unidos es importante" para que Israel alcance sus objetivos de guerra contra el grupo islamista Hamás, que ha dejado más de 26.000 muertos en la Franja de Gaza en menos de cuatro meses.

"La presión de Estados Unidos es importante en los esfuerzos por devolver a los rehenes a casa", dijo Gallant a Austin durante una llamada por la noche, según un comunicado del Ministerio de Defensa israelí.

A pesar de la creciente presión internacional por un cese el fuego, Israel se empeña en continuar su fuerte ofensiva militar por aire, tierra y mar sobre la devastada Franja de Gaza hasta alcanzar tres objetivos: "desmantelar" a Hamás, recuperar a los más de cien rehenes que continúan cautivos por la milicia y garantizar que este grupo islamista ya no representará una amenaza.

Estados Unidos, el principal socio de Israel, ha transferido armas al Estado judío para apoyarle en la escalada y ha bloqueado resoluciones de la ONU a favor de un cese el fuego.

En su charla, Gallant agradeció a Austin "por su apoyo al trabajo de Israel para lograr sus objetivos en la guerra", y expresó su agradecimiento por "las actividades estadounidenses que fortalecen la estabilidad y la seguridad en la región del Medio Oriente".

Estas declaraciones surgen mientras la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya se prepara para pronunciarse este mismo viernes sobre la acusación por genocidio interpuesta en diciembre por Sudáfrica contra Israel ante el alto tribunal de la ONU.

Se espera que la CIJ anuncie si concede las medidas cautelares solicitadas por Sudáfrica, que obligarían a Israel a un alto el fuego inmediato en la Franja, una medida que el Gobierno israelí rechazará, contrariamente a Hamás, que se pronunció a favor de un cese de las hostilidades bajo ciertas condiciones.

Gallant y Austin también abordaron la escalada en la zona fronteriza entre Israel y Líbano a raíz de la guerra en Gaza, la mayor desde 2006 y protagonizada por el grupo chií libanés Hizbulá.

La guerra estalló el 7 de octubre tras un ataque de Hamás contra Israel que dejó unos 1.200 muertos y 250 rehenes.

Desde entonces, el Ejército israelí mantiene una potente ofensiva por aire, tierra y mar sobre la Franja de Gaza que ha dejado al menos 26.083 muertos y 64.487 heridos, la mayoría niños y mujeres, además de una crisis humanitaria sin precedentes.

(c) Agencia EFE