Anuncios

Irlanda confirmó que es el mejor de Europa: venció a Escocia y se consagró bicampeón del Seis Naciones

Irlanda se coronó ante su público por segunda vez seguida en el Seis Naciones y la quinta en los últimos años; no se lució en el 17-13 sobre Escocia, pero ratificó que es el mejor de Europa.
Irlanda se coronó ante su público por segunda vez seguida en el Seis Naciones y la quinta en los últimos años; no se lució en el 17-13 sobre Escocia, pero ratificó que es el mejor de Europa. - Créditos: @PAUL FAITH

El bicampeonato de Irlanda en el Seis Naciones, conseguido al derrotar a Escocia por 17-13 en Dublín, dejó dos conclusiones: es indiscutiblemente el mejor equipo del hemisferio norte, pero ya no tiene la misma preponderancia de 2023.

El rendimiento de Irlanda a lo largo del certamen fue decreciente. Comenzó la defensa del título de campeón en gran forma, goleando a Francia e Italia como si la eliminación anticipada en el Mundial y el retiro de Jonathan Sexton no lo hubiera afectado. Pero luego venció al débil Gales sin lucirse, cedió un invicto de 11 partidos en la competencia y la chance de Grand Slam ante Inglaterra y terminó sufriendo para derrotar a Escocia en casa y asegurar la corona.

Un punto de bonus le alcanzaba para asegurarse virtualmente el trofeo, pero los 51.700 espectadores que colmaron Lansdowne Road esperaban que, en el marco de los festejos por el Día de San Patricio (será este domingo), la fiesta fuera completa y el equipo les regalara una victoria y una buena actuación.

La multitud y la belleza de Lansdowne Road

Lo primero llegó gracias a un try de Andrew Porter a 15 minutos del final que sentenció el encuentro, pero para lo segundo deberán seguir esperando. Irlanda fundó la victoria en un trabajo de desgaste y ejecutó mejor las instancias básicas del juego, además de no cometer errores caros, pero estuvo lejos del rugby espectacular y apabullante que el año pasado lo llevó a ser el número 1 del mundo.

En definitiva, fue una victoria conseguida con mucho trabajo y escaso brillo. El clima festivo de las tribunas se tornó en tensión en los minutos finales, cuando Escocia se puso a tiro de try para ganar. Al final, el triunfo fue merecido por la superioridad que evidenció Irlanda a lo largo de los 80 minutos, y lo mismo se puede decirse de la conquista del campeonato: fue un equipo superior al resto, pero inferior al de la preeminencia que ostentaba un año atrás.

Saludo entre Josh Van der Flier y Cian Healy, tras la conquista irlandesa en Dublín; el Trébol fue cayendo en rendimiento, pero aun así ganó el torneo y se sobrepuso al golpe de una eliminación temprana en el Mundial Francia 2023 y al retiro de Jonathan Sexton.
Saludo entre Josh Van der Flier y Cian Healy, tras la conquista irlandesa en Dublín; el Trébol fue cayendo en rendimiento, pero aun así ganó el torneo y se sobrepuso al golpe de una eliminación temprana en el Mundial Francia 2023 y al retiro de Jonathan Sexton. - Créditos: @Peter Morrison

Lo exigido de la conquista de Porter refleja la merma en el rendimiento del Trébol. Pese al dominio, rara vez consiguió imprimirle dinámica a sus ataques y los quiebres fueron la excepción a la regla. Hasta el try, tres veces llegó el local hasta la línea de in-goal, pero ni Tadhg Furlong, ni Robbie Henshaw ni James Lowe lograron quebrar la resistencia in extremis de Escocia. Cuando jugaba con un hombre más por la amonestación a Ewan Ashman y con un corto penal en favor frente a los palos, Irlanda arriesgó y tuvo su premio con el try decisivo.

La conquista ponía el partido 17-6, a resguardo de una reacción escocesa, que llegó sobre el final gracias a una gran maniobra individual del centro Huw Jones, pero no alcanzó. En la primera mitad, un error del Cardo en un line-out en los cinco metros propios le dio la primera conquista a Irlanda: el lanzamiento del hooker George Turner pasó de largo toda la hilera y cayó en las manos de Sheehan, que sólo tuvo que zambullirse en el in-goal.

La emoción por el himno irlandés

En los dos primeros partidos (38-17 a Francia en Marsella y 26-0 a Italia en Dublín), Irlanda pareció no dar cuenta del cimbronazo que implicó quedar eliminado otra vez en los cuartos de final de un Mundial, a pesar de que a Francia 2023 había llegado como favorito, ni de la baja del emblemático apertura Jonathan Sexton, retirado a los 38 años luego de 14 con la camiseta 10. Sin embargo, en los últimos tres partidos el Trébol bajó notoriamente el rendimiento, aunque el envión le bastó para retener el cetro. La derrota por 23-22 a manos de Inglaterra la semana pasada es la única en sus últimos 13 partidos en el Seis Naciones.

Jack Crowley evidenció ser un sustituto de calibre para Sexton, con gran habilidad para generar juego con la pelota en las manos y capacidad de desequilibrio. No obstante, todavía le falta a la hora de manejar el partido en los momentos calientes. En éste falló un penal al inicio del segundo tiempo, distante pero frontal a los palos y accesible. La aparición de Joe McCarthy aporta solidez y versatilidad al pack, aunque frente a Escocia la gran figura fue su compañero en la segunda línea Tadhg Beirne.

Compacto de Irlanda 17 vs. Escocia 13

Se trata de un equipo que tiene un sistema de juego muy aceitado, muy fuerte en todas las líneas, que maneja bien las formaciones fijas y móviles y que comete pocos errores. Como un buen boxeador veterano, si no gana por knock-out, lo hace por desgaste. Es lo que ocurrió en esta ocasión.

Irlanda conquistó así el Seis Naciones por 24ª vez en los 141 años de historia del certamen insigne del Viejo Continente. En las últimas 11 temporadas acumula cinco títulos de campeón, que lo convierten en el máximo ganador en ese período. En la víspera de San Patricio, una excusa más para que los irlandeses arrasen con la cerveza en los pubs de Dublín.

Las formaciones

  • Irlanda: Jordan Larmour; Calvin Nash, Robbie Henshaw, Bundee Aki y James Lowe; Jack Crowley y Jamison Gibson-Park; Josh Van der Flier, Caelan Doris y Peter O’Mahony (capitán); Tadhg Beirne y Joe McCarthy; Tadhg Furlong, Dan Sheehan y Andrew Porter.

  • Entrenador: Andy Farrell.

  • Cambios: ST, 11 minutos, Finlay Bealham por Furlong; 15, Ryan Baird por McCarthy y Ronan Kelleher por Sheehan; 16, Garry Ringrose por Nash; 24, Jack Conan por O’Mahony; 27, Cian Healy por Porter y Ross Byrne por Larmour, y 29, Conor Murray por Gibson-Park.

  • Escocia: Blair Kinghorn; Kyle Steyn, Huw Jones, Stafford McDowall y Duhan Van der Merwe; Finn Russell y Ben White; Rory Darge (capitán), Jack Dempsey y Andy Christie; Scott Cummings y Grant Gilchrist; Zander Fagerson, George Turner y Pierre Schoeman.

  • Entrenador: Greg Townsend.

  • Cambios: ST, Ewan Ashman por Turner y Rory Sutherland por Schoeman; 11 minutos, Matt Fagerson por Darge, George Horne por White y Cameron Redpath por McDowall; 26, Kyle Rowe por Kinghorn; 27, Turner por Christie (temporario), y 30, Sam Skinner por Cummings y Javan Sebastian por Fagerson.

  • Primer tiempo: 7 minutos, penal de Russell (E); 13, gol de Crowley por try de Sheehan (I), y 17, penal de Russell (E). Resultado parcial: Irlanda 7 vs. Escocia 6.

  • Segundo tiempo: 2 minutos, penal de Crowley (I); 25, gol de Crowley por try de Porter (I), y 37, gol de Russell por try de Jones (E). Amonestados: 24, Ashman (E), y 35, Byrne (I). Resultado parcial: Irlanda 10 vs. Escocia 7.

  • Árbitro: Matthew Carley (Inglaterra).

  • Estadio: Aviva, de Dublín.