Anuncios

Irán acusa a Israel por un ataque que mató a un jefe de su Guardia Revolucionaria y promete venganza

Una pala mecánica retira los escombros del edificio destruido después del ataque aéreo de Israel, que mató a 4 comandantes de asesores del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, en Damasco, Siria, el 20 de enero de 2024. Israel lanzó el sábado un ataque dirigido a un edificio residencial en el barrio de Al-Mazah, al oeste de Damasco. (Photo by Ammar Ghali/Anadolu via Getty Images)

DAMASCO, Siria.- Un ataque presuntamente israelí sobre la capital de Siria destruyó el sábado un edificio utilizado por la Guardia Revolucionaria paramilitar de Irán y mató a por lo menos cuatro asesores iraníes, la última señal de que Teherán se está viendo arrastrado aún más hacia la agitación regional que se deriva de la guerra entre Israel y Hamas.

El gobierno iraní acusó a Israel de letal bombardeo y prometió vengarse. El portavoz de la cancillería, Naser Kanani, precisó que las represalias llegarían “en el momento y el lugar adecuados” y acusó a Israel de estar implicado en una “tentativa desesperada de propagación de la inestabilidad y la inseguridad en la región”.

El jefe de inteligencia para Siria de la poderosa fuerza de la Guardia Revolucionaria de Irán, ejército ideológico de la República Islámica, se encuentra entre los muertos, según la agencia de noticias semioficial Mehr de Irán. El brazo extranjero de la Guardia Revolucionaria –la Fuerza Quds– apoya a milicias en todo el Medio Oriente, incluido Hamas, el grupo armado palestino que controla Gaza; Hezbollah en el Líbano; y los hutíes en Yemen.

La Guardia Revolucionaria dijo en un comunicado que además de los asesores militares, varios miembros de las fuerzas sirias murieron en el ataque.

Nour News, que se cree que es un medio próximo al aparato de inteligencia de la República Islámica, identificó a dos de los fallecidos como el general Sadegh Omidzadeh, subdirector de inteligencia de la división de la Fuerza Quds en Siria; y su lugarteniente, que responde al nombre de guerra Hajj Gholam.

Bomberos y equipos de búsqueda y rescate realizan operaciones en los edificios dañados tras el ataque israelí a la capital siria, Damasco
Bomberos y equipos de búsqueda y rescate realizan operaciones en los edificios dañados tras el ataque israelí a la capital siria, Damasco - Créditos: @Anadolu

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor que monitorea la guerra, al menos seis personas -cinco iraníes y un sirio- murieron a causa del misil que estalló durante una reunión de funcionarios de grupos apoyados por Irán. Rami Abdurrahman, director del grupo, apuntó que tres de los ciudadanos iraníes eran comandantes y que otras cuatro personas estaban desaparecidas entre los escombros.

Por su parte, la televisora estatal siria reportó que la “agresión israelí” tuvo como objetivo un edificio residencial en el custodiado vecindario de Mazzeh, en el oeste de la capital, donde hay varias misiones diplomáticas. El ataque se registró cerca de las embajadas de Venezuela y Sudáfrica.

Explosiones

Un funcionario con conocimiento de la situación dijo que el edificio estaba siendo utilizado por miembros de la Guardia Revolucionaria y añadió que los “misiles israelíes” destruyeron todo el inmueble y diez personas fallecieron o resultaron heridas en el ataque. El responsable pertenece a un grupo respaldado por Teherán, pero pidió no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar en público sobre asuntos de seguridad.

El ejército de Israel no realizó comentarios acerca del ataque.

Las fuerzas de seguridad se desplegaron alrededor de la destruida estructura de cuatro plantas y en la zona podían verse ambulancias y camiones de bomberos. Había un operativo en marcha para buscar a gente atrapada entre los escombros. Los edificios próximos tenían las ventanas rotas.

Un comerciante cuyo negocio está cerca del lugar del ataque dijo que escuchó cinco explosiones consecutivas alrededor de las 9.15 y más tarde vio como sacaban los cadáveres de un hombre y una mujer, además de a tres personas heridas.

“La tienda tembló. Me quedé dentro unos segundos y luego salí y vi el humo que salía de detrás de la mezquita”, contó el hombre, que pidió no ser identificado por motivos de seguridad.

“Lo que sucedió fue aterrador. Me desmayé”, dijo Khaled Mawed, que vive cerca del sitio.

Creciente tensión

El incidente se produce en un momento de creciente tensión en la región mientras Israel sigue adelante con su ofensiva contra Hamás en Gaza. La campaña militar israelí, que es una de las más letales y destructivas de la historia reciente, ha matado a cerca de 25.000 palestinos, según las autoridades sanitarias del enclave. Además, causó destrucción generalizada y obligó a más del 80% de sus 2,3 millones de habitantes a abandonar sus hogares.

La guerra en el territorio palestino comenzó tras el ataque transfronterizo sin precedentes lanzado por Hamas el 7 de octubre, en el que murieron unas 1200 personas, en su mayoría civiles, y alrededor de 250 más fueron tomadas como rehenes. Se cree los insurgentes tienen todavía cerca de 130 rehenes. Esto ha avivado las tensiones en todo Medio Oriente y amenaza con desatar otros conflictos.

Traslado del ataúd del comandante de alto rango de Hezbollah, Wissam Tawil, durante su procesión fúnebre en la aldea de Khirbet Selm, en el sur del Líbano, el martes 9 de enero de 2024
Traslado del ataúd del comandante de alto rango de Hezbollah, Wissam Tawil, durante su procesión fúnebre en la aldea de Khirbet Selm, en el sur del Líbano, el martes 9 de enero de 2024 - Créditos: @Hussein Malla

El mes pasado, un ataque aéreo israelí contra un suburbio de Damasco acabó con la vida del general iraní Razi Mousavi, un veterano asesor de la Guardia Revolucionaria paramilitar de Teherán en Siria. En los últimos años, Israel ha atacado también a efectivos palestinos y libaneses en suelo sirio.

Funcionarios iraníes y sirias reconocen desde hace tiempo que Teherán tiene asesores y expertos militares en Siria, pero niegan la presencia de tropas terrestres. Miles de combatientes de grupos respaldados por la República Islámica participan en la guerra civil siria, que comenzó en 2011, ayudando a inclinar la balanza en favor del presidente, Bashar al-Assad.

Israel ha llevado a cabo cientos de ataques sobre objetivos en zonas controladas por el gobierno en los últimos años.

Las autoridades israelíes no suelen reconocer sus operaciones en Siria, pero indicaron que se atacan las bases de grupos insurgentes vinculados a Irán, como el libanés Hezbollah, que ha enviado a miles de combatientes a luchar del lado de Assad.

A principios de mes, un ataque que se atribuyó a Israel mató a un alto comandante de Hamas, Saleh Arouri, en Beirut.

En las últimas semanas se han lanzado cohetes desde Siria hacia el norte de Israel y los Altos del Golán, ocupados por las tropas israelíes. Esto, junto a las escaramuzas a lo largo de la frontera libanesa-israelí y a los ataques de los rebeldes hutíes de Yemen, que también cuentan con el respaldo de Irán, a la navegación en el Mar Rojo, han avivado las tensiones.

Agencias AP y Reuters